champions league

CSKA Moscú venció 2-0 a Benfica y sueña con clasificar en la Champions

El equipo ruso lllegará a la última jornada de su grupo dependiendo de sí mismo para ir a octavos.

EFE

Fue el primer triunfo en Moscú, pues había perdido sus dos anteriores.

El CSKA Moscú derrotó este miércoles con toda justicia a un triste Benfica (2-0), al que apeó de la competición europea, y mantiene sus esperanzas de clasificarse para los octavos de final de la Liga de Campeones.

Los rusos suman 9 puntos en el Grupo A, se aseguran como mínimo la Liga Europa y se colocan en segunda posición a la espera de lo que hagan Manchester United y Basilea, que tienen 12 y 6 puntos, respectivamente.

El técnico del equipo ruso, Víctor Goncharenko, introdujo de inicio una novedad con la que no contaba el Benfica y es que colocó al sueco Wernbloom, habitual perro de presa en el centro del campo, de delantero centro. Eso aportó más creatividad al medio campo del CSKA, de lo que anduvo en falta en los partidos en casa contra el Manchester United y el Basilea, en los que cayó estrepitosamente.

La vuelta de Dzagoev ha sido la clave en la recuperación del equipo del Ejército ruso, sumado a la clara mejoría del israelí Natkho. Precisamente, Natkho fue el autor del pase del primer gol, aunque en honor a la verdad el receptor, el lateral izquierdo Schennikov, estaba en claro fuera de juego. El defensa ruso aprovechó el pase y el regalo del árbitro para marcar ante la salida desesperada de Varela (min.13).

El exvalencianista Jonas pudo marcar poco después, aunque no llegó por poco a un pase que le hubiera dejado solo ante Akinfeev, pero el equipo local fue muy superior y mereció irse al descanso con ventaja. De hecho, tuvo aún varias ocasiones más para aumentar la diferencia en el marcador, casi todos tras pases entre líneas o en profundidad de Dzagoev.

El técnico del Benfica, Rui Vitoria, había prometido que su equipo saldría a por la victoria, pero la realidad es que en los primeros cuarenta y cinco minutos los lusos apenas tiraron a puerta. A la vista del panorama, tras la reanudación decidió sacar al punta argentino Cervi, de 23 años, pero su entrada no cambió la suerte del partido. Y es que no era el día de los portugueses, ya que a los quince minutos Vitinho aprovechó un centro del lateral brasileño nacionalizado ruso, Mario Fernandes, para marcar, no sin ayuda rival, el segundo gol (min.56).

De nuevo la defensa del campeón portugués hizo aguas, ya que el delantero brasileño del CSKA intentó dar un pase de la muerte, pero el balón rebotó en Jardel y sorprendió a Varela. El internacional mexicano Raúl Jiménez también salió al campo poco después en un desesperado intento de darle la vuelta al marcador. Vitinho pudo convertir la victoria en paliza en una magnífica jugada personal en la que se fue en velocidad de la defensa lusa y a trompicones de su marcador, Eliseu, y casi sin ángulo disparó, pero Varela evitó el tercer gol.

Naufragó no sólo la defensa, sino el equipo luso al completo, incluido el argentino Salvio, que tiene muchas opciones de ser mundialista con la Albiceleste, a lo que contribuyó también el frío, ya que los termómetros marcaban un par de grados bajo cero.

De esta forma, el CSKA viajará la próxima jornada a Manchester con opciones de clasificarse para la siguiente fase, algo que no ocurre desde hace varias temporadas, aunque no podrá contar con dos de sus puntales por acumulación de tarjetas: Wernbloom y Natkho. Mientras, un Benfica sin rumbo cerró de esta forma una triste singladura en la actual edición de la Liga de Campeones en la que no ha sumado ni un solo punto.

Además, ni siguiera podrá disputar la Liga Europa, algo que no recuerdan ni los más pesimistas de los aficionados del histórico club lisboeta, por lo que tendrá que centrarse en su liga, en la que tampoco puede tirar cohetes, ya que es tercero tras Porto y Sporting.

Síntesis

CSKA Moscú: Akinfeev; Schennikov (Nababkin, min.50), Vasin, Ignashévich, V. Berezutski, Mario Fernandes; Natkho, Dzagoev (Gordiushenko, min.84), Golovin; Wernbloom y Vitinho (Kuchaev, min.77).

Benfica: Varela; Eliseu (Andrija Zivkovic, min.83), Jardel, Luisao, Almeida; Filipe Augusto (Raúl Jiménez, min.57), Salvio, Pizzi, Fejsa; Jonas y Gonzalves (Cervi, min.46).

Goles: 1-0, min.13: Schennikov. 2-0, min.56: Jardel (p.p.).

Árbitro: Deniz Aytekin (GER). Amonestó a Wernbloom, Nababkin, Natkho, Eliseu y Luisao.

Incidencias: partido del Grupo A de la Liga de Campeones disputado en el estadio del CSKA Moscú ante más de 20.000 espectadores (dos tercios del aforo).

EFE