liga aguila

Pasto fue víctima de su mejor campaña: le desmantelaron su nómina

En 2017, el equipo nariñense vivió las dos caras de la moneda y se quedó sin premio internacional.

Archivo ETCE

El cuadro nariñense quedó a 3 puntos de clasificarse a la Copa Suramericana. Dio ventajas en la segunda parte del año.

Deportivo Pasto fue la grata sorpresa de la Liga I-2017, al clasificarse a los cuartos de final en el tercer lugar de la tabla. La solidez defensiva, la seriedad en su mediocampo, y los goles de uno de los artilleros del torneo, ilusionaron a los nariñenses.

Sin embargo, las buenas presentaciones colectivas resaltaron las individualidades y gran parte de su plantel se desmanteló para el segundo semestre. Era inevitable sostener la nómina y el técnico Flabio Torres tuvo que rearmar su equipo. Y claro, fue víctima de ese cambio extremo, haciendo un pobre papel en la Liga II, dando ventaja en la reclasificación y quedando por fuera de la Copa Suramericana por solo 3 puntos.

Once titular:
Andrés Mosquera (6); Yonni Hinestroza (5), Luis Payares (5), Félix García (5), Hárrison Canchimbo (6); Carlos Giraldo (6), Víctor Cantillo (6); Yesus Cabrera (7), Javier Reina (6); Santiago Tréllez (7) y Robin Ramírez (6).

Revelación:
El volante Víctor Cantillo fue el jugador de más minutos y de mejores presentaciones en el primer semestre. A sus 24 años, brilló en el Pasto en medio de la mejor campaña del año. Su elegancia para jugar, pero su temperamento para quitar y obstruir, los pusieron en la mira del poderoso Junior de Barranquilla, equipo en el que sigue afianzándose.

Decepciones:
El atacante Wilberto Cosme regresó del fútbol mexicano para reforzar las filas del Pasto, pero quedó en deuda en todo el año, pues apenas marcó un gol. A pesar de su experiencia, el caucano no pudo colaborar en su zona y dejó pasar la oportunidad. Terminó el año como suplente del suplente y tuvo muy pocos minutos.

Figura:
Yesus Cabrera permaneció en la nómina del Pasto durante los dos semestres y lo hizo con buen nivel en ambas campañas. De hecho, el segundo semestre lo remató de mejor manera. Asistió en varias oportunidades a los hombres de ataque y marcó 6 goles en 2017.

Director técnico:
Flabio Torres, hombre de la casa, querido y respetado, comandó al Pasto todo el año, con un pico muy alto en el primer semestre y otro bajo para finalizar el año. Si bien el técnico siempre se responsabilizó de los resultados, la verdad es que tuvo que reconstruir su equipo para la Liga II, pues se quedó sin piezas fundamentales en su proyecto. Es un hombre de procesos y sacó una buena calificación a pesar de todo.

Campaña en números:
Pasto clasificó tercero de la Liga I con 35 puntos, llegó a 36 en el primer semestre. Mientras que en la segunda parte apenas cosechó 21 unidades que le alcanzaron para salir del fondo de la tabla.

Redacción Futbolred