otras ligas de futbol

'Neymar no debe caer en las provocaciones, él es inteligente': Emery

El DT afirmó que Angel Di María será el reemplazante del brasileño para el partido contra el Niza.

EFE

Neymar fue expulsado en el útimo encuentro del PSG frente al Olympique de Marsella.

El entrenador del París Saint-Germain (PSG), Unai Emery, afirmó este miércoles que el brasileño Neymar "no debe caer en las provocaciones", tras haber sido expulsado el pasado domingo en el tramo final del duelo contra el Olympique de Marsella, lo que le impedirá jugar este jueves contra el Niza en duelo liguero.

"Es un jugador inteligente, consciente de todo lo que sufre. Lo que pasó el domingo le servirá para aprender. Los jugadores del Marsella le empujaban, le hacían faltas. Es importante que los árbitros aprendan a controlar eso. Pero él no debe ceder a la provocación, aunque entiendo que los jugadores son seres humanos", indicó.

Sin confirmarlo, Emery dejó entrever en conferencia de prensa que será el argentino Ángel Di María quien ocupe el puesto de Neymar en el terreno de juego frente al Niza y alabó la mentalidad "positiva" del exjugador del Real Madrid.

"Cuando no juega no está contento, es normal, pero trabaja. Le gustaría empezar todos los partidos. Siempre está listo a entrar en el once. Estoy contento de cómo trabaja todos los días. El viernes será una buena oportunidad para él, estoy convencido de que lo hará bien", señaló.

Emery también se mostró satisfecho con el rendimiento de Javier Pastore, aunque el argentino no ha contado para el entrenador en los últimos tres partidos pese a estar recuperado de una lesión.

"Quiero que mantenga esta constancia, sin lesiones. Está preparado para jugar a buen rendimiento. Con él hay más competencia en el equipo. Con paciencia tendrá sus oportunidades", apuntó.

El entrenador confirmó que el italo-brasileño Thiago Motta no estará en el grupo, mientras que el brasileño Dani Alves es duda por molestias, al igual que el belga Thomas Meunier. El entrenador estimó que el equipo no ha perdido la ambición, pese a que en el último mes concedió dos empates en liga.

"Mantener la intensidad al cien por ciento no es fácil. Los jugadores son conscientes de la necesidad de estar al máximo nivel para ganar los partidos. Creo que hemos merecido ganar esos partidos, pero es cierto que cuando los encuentros son más ajustados puede pasar que no ganemos", señaló.

El técnico indicó que el grupo no se ha visto afectado por los problemas judiciales que arrastra su presidente, Nasser Al-Khelaifi, acusado de corrupción por la justicia suiza. "Estuvo con nosotros el domingo y hablamos de los partidos y de fútbol. Todo el equipo confía en él y él confía en nosotros", dijo.

EFE