selecciones nacionales

Luis Bedoya revive fantasma de posible compra del mundial de Catar

El dirigente colombiano confirmó ante la justicia de EE.UU. que hubo sobornos para la Copa de 2022.

ARCHIVO

El expresidente de la FCF habló del escándalo de corrupción conocido como FIFAGate

El expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol Luis Bedoya acaba de desenterrar un ‘muerto’ que la Fifa creía olvidado: el supuesto pago de una millonaria suma para que Catar se ganara la sede del Mundial de Fútbol de 2022.

El FBI lo llevó este lunes ante una corte de Nueva York para que testificara que sus colegas Juan Napout, de Paraguay; Manuel Burga, de Perú, y José Marín, de Brasil, recibieron coimas, desde 2007 hasta el 2015, para favorecer a la empresa Full Play con los derechos de transmisión de la Copa América y la Libertadores.

Bedoya se encargó de hundir a esos tres dirigentes, explicándole al gran jurado cómo les desembolsaron a cada uno un millón de dólares –una parte entregado en bolsas–, para sacar del juego a la brasileña Traffic.

Pero en medio de su declaración, Bedoya sorprendió al hablar de una jugosa oferta que recibió de un alto funcionario del Gobierno de Catar para que vendiera su voto en favor de ese país.

Según dijo, Mariano Jinkis, accionista de Full Play, le presentó al emisario en un lujoso hotel madrileño, en 2010. Ese día, el colombiano, quien ya había recibido sobornos de Jinkis, estaba con Luis Chiriboga, de Ecuador, y con dirigente.

“Jinkis me dijo que pidiera entre 10 y 15 millones por los tres votos de Suramérica y que la plata tendría que ser dividida entre los presidentes de seis federaciones; Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay y Venezuela”, explicó.

Y aunque aseguró que la plata nunca se desembolsó, lo cierto es que Catar ganó y que Bedoya no es el único que ha hablado de sobornos.

El empresario argentino Alejandro Burzaco ya declaró que el exdirigente de su país Julio Grondona recibió al menos un millón de dólares para votar por Catar. Además, que también recibieron Ricardo Teixeira, de Brasil, y Nicolás Leoz, de Paraguay.

Estas declaraciones han sido reproducidas por medios europeos, quienes insisten en que el tema se debe investigar dentro del ‘Fifagate’, a pesar de que la Fifa dijo, en 2014, que no encontró irregularidades.

Bedoya también señaló a una multinacional estadounidense de ofrecerle un soborno para patrocinar a la Selección Colombia. Este caso interesa particularmente al FBI por la nacionalidad del patrocinador, que ya había sido mencionado en Brasil.

Unidad Investigativa

EL TIEMPO