torneo aguila

Chicó avisa que no jugaría repechaje contra rival de reclasificación

Un vacío en el reglamento del Torneo motivó el reclamo del máximo accionista del club boyacense.

ARCHIVO

Máximo accionista del Boyacá Chicó.

Tras el resultado de la primera final del Torneo – II de la B, en el cual Leones superó 4 – 1 a Llaneros y se convirtió líder la reclasificación, surgió un reclamo por parte de Eduardo Pimentel, máximo accionista del club Boyacá Chicó, con respecto a los equipos que deben ascender a la máxima categoría.

Según el dirigente, el reglamento no específica que se deba jugar un repechaje contra el segundo de la tabla de las reclasificación. “Según el reglamento, si Llaneros no voltea el resultado en Itagüí, los dos equipos ascendidos ya serían Boyacá Chicó y Leones. Si no pasa eso, nos vamos a pleito con la Dimayor. Es que el repechaje se debe jugar contra el mejor de la reclasificación y el mejor de la reclasificación es Leones, no especifica nada más”, aseguró Pimentel.

Dicha situación deja ver un vacío reglamentario en donde no se anuncia con claridad la alternativa que podía presentarse en caso de que Leones sea campeón del semestre y luego gane la gran final del año contra Boyacá Chicó. En eso se apoya el máximo accionista del conjunto ‘ajedrezado’ para entablar su reclamación a la Dimayor.
Y en realidad, no es claro que si el campeón del año es el mismo equipo que termina primero en la reclasificación, se obligue al perdedor de esa gran final, entre los dos campeones, a enfrentarse con el segundo que haya hecho más puntos totales en el 2017.

Hoy la situación está así: Si Leones es campeón del semestre, jugará la gran final contra Boyacá Chicó. Si gana es campeón del año y asciende; si pierde, ascenderá igual por ser el mejor de la reclasificación (69 puntos).

Si Boyacá Chicó pierde contra Leones debe jugar contra el mejor de la reclasificación, pero como también es el conjunto ‘felino’, acá es donde está el vacío reglamentario. Debería jugar el repechaje contra Cúcuta (66 pts.) o podría ser Llaneros (64 pts.), si gana el juego de vuelta contra Leones pero sin superar la diferencia de goles.

Pero el reglamento no aclara que el repechaje se deba jugar contra el segundo en la reclasificación y tampoco especifica que esta situación le deba dar el ascenso al campeón de uno de los dos semestres.

Vale aclarar, que si Llaneros le da vuelta al resultado es campeón del segundo semestre y jugaría contra Boyacá Chicó la gran final del año. Si Llaneros supera a los ‘ajedrezados’, deberán enfrentarse a Leones por el otro cupo al ascenso, tal como lo estipula la reglamentación y sin discusión alguna. 

Cesar Dussán
Especial para Futbolred