Curiosidades de futbol

Usain Bolt no será el primer atleta que prueba suerte en el fútbol

El plusmarquista, quien entrenará con el Borussia Dortmund, recorrerá el camino de otros campeones.

Es una leyenda del atletismo. ¿Tendrá la misma fortuna en el fútbol?

Es una leyenda del atletismo. ¿Tendrá la misma fortuna en el fútbol?

Foto: ARCHIVO

10 de enero 2018 , 11:01 a.m.

Se conoció la noticia y dos universos, el del atletismo y el del fútbol, se revolucionaron: Usain Bolt se probará en el Borussia Dortmund alemán.

Tras su retiro en 2017, el hombre más veloz del mundo sueña con ser futbolista: “me dicen que soy bueno, que debo entrenar, lo haré”, le dijo al Daily Express. Aunque será sólo un paso: “uno de mis mayores sueños es firmar con el Manchester United”, anunció, al tiempo que contó que le pidió ayuda a Alex Fergusson en una corta y feliz estadía que tuvo en el pasado.

Total, el ganador de 11 títulos mundiales y 8 oros olímpicos tiene los nervios típicos del debut: “estoy nervioso. Habitualmente nunca me pongo nervioso, pero esto es diferente, estamos hablando de fútbol. Necesitaré un buen tiempo de adaptación a la técnica”, reconoció.

usain bolt otro atleta que prueba suerte en el futbol

Sin embargo, no será Bolt el primero en intentar la combinación de atletismo y fútbol al más alto nivel. Varios lo hicieron hace años… muchos años.

La historia recuerda a a los españoles Ezquiel Montero (1893) y Luis Monasteriocide (1899). El primero fue mediocampista en el Cardenal Cisneros y Racing de Madrid pero brillaba en el atletismo con marcas como la del campeonato de Castilla en 10.000 metros. Dice la leyenda que batió el récord madrileño por la mañana y por la tarde jugó los 90minutos sin apenas cansarse.

Tal como registra 'Cuadernos de fútbol' de España, el segundo jugó en el Escudo, Gimnástica de Madrid, Ferroviaria y Racing madrileño a pesar de sufrir una lesión en el hígado que, teóricamente, le impedía practicar deportes. Fue plusmarquista español de lanzamiento de jabalina y en los 100 metros lisos, corredor de 200 y saltador de altura y longitud. ¡Hasta fue pesista! Fue a la guerra y terminó su vida como policía.

José María Yermo Solaegui, nacido en 1903 en Bilbao (España) también fue un veloz delantero del Arenas Club de Guecho que llegó a retar al exitoso Athletic Club y que fue cinco veces internacional entre 1927 y 1929. Pero sus registros más admirables están en el atletismo: fue campeón en salto de altura (medía 1,69m), con 6,31, y de triple salto con 12,59 en 1923. En lanzamientos de martillo (20,02 metros); peso (10,99 metros) y barra (14,48), logró marcas acreditadas en 1925. En 1924 fue subcampeón en 110 metros vallas. Y al final de su carrera logró otras marcas importantes: 2,88 en salto de pértiga; 13,48 en triple salto, 1,71 en salto de altura y 6,36 en salto de longitud. Probó suerte en casi todas las disciplinas.

Otro español en la lista fue el defensa Diego Lozano (1924), quien comenzó su carrera en el Emeritense de tercera división sin cumplir 17 años y fue campeón de Liga dos ediciones consecutivas, a las órdenes de Helenio Herrera. Fue 5 veces internacional durante la etapa de Guillermo Eizaguirre. Al tiempo corría y se convertía en récord nacional en relevos 4 x 100 y subcampeón de España en 400 metros lisos, con apariciones en el campeonato de Europa de Milán, donde fue cuarto.

Marcelino Vaquero González del Río, un prodigio natural para el deporte, se proclamó campeón asturiano de pentatlón al tiempo que jugaba para el Carbayedo, otro club de tercera. El fútbol lo recuerda como un símbolo del Sevilla, donde jugó en 16 temporadas, mismo números de apariciones con la selección ibérica.

No serían, sin embargo, los españoles los únicos atletas-futbolistas. Recientemente en Inglaterra se impulsó una campaña, apoyada por Rio Ferdinand para recordar a un olvidado del deporte: Arthur Wharton.

Nacido en Costa de Oro (hoy territorio de Ghana) fue el primer futbolista negro considerado profesional en territorio británico. Comenzó en el Darlington FC pero el Preston North lo fichó para llegar a semifinales de la FA Cup en 1887. Un año antes había ganado la prueba de 100m vallas en un campeonato nacional para atletas aficionados, convirtiéndose en el primero en correr la distancia en 10 segundos. Pasó por el Rotherham Town, Sheffield United, Stalybrige Rovers, Ashtorn North End y Stockport, antes de retirarse en el County. Murió en 1930 en la miseria total.

Redacción Futbolred

GUARDAR
REPORTAR ERROR