Liga Aguila

Luis C. Cabezas, del fútbol de Kuwait y China, a brillar en Equidad

"En China tantos años uno se pierde un poco y por eso la ilusión también de reaparecer en mi país".

Luis Carlos Cabezas ha jugado también en Bolivia y Venezuela.

Luis Carlos Cabezas ha jugado también en Bolivia y Venezuela.

Foto: Fotos: Archivo particular y cortesía Equidad

08 de febrero 2018 , 12:19 p.m.

Luis Carlos Cabezas puede ser considerado un trotamundos del fútbol. A sus 31 años, el delantero caleño ha tenido la oportunidad de actuar en distintas ligas del planeta. Ha pasado por clubes de Bolivia, de Venezuela y China, balompiés conocidos, pero también por naciones exóticas como Kuwait.

De ese último país, contó más que anécdotas, porque como él mismo dice: “el fútbol es semiprofesional” y ese fue uno de los motivos por el que decidió ponerle fin a su paso por el Al Nasr y retornar al fútbol colombiano tras más de 10 años por fuera.

La nueva aventura de Luis Carlos es La Equidad, club con el que espera hacer una gran campaña en la Liga I-2018: aportar su talento goleador. Ese mismo por el que alguna vez lo llamaron de los mejores equipos no sólo en Colombia, sino en el mundo.

La primera meta de Cabezas, tras varios años militando en otras naciones, es volver a posicionar su nombre en Colombia, que reconozcan su fútbol, su talento como artillero. En el asegurador sueña con eso más y para eso trabaja fuerte bajo las órdenes de Luis Fernando Suárez.

futbolred

Vistiendo la camiseta del Al Nasr, de Kuwait. Foto: Archivo particular.

“Me he sentido bien, desafortunadamente tuve una lesión, pero ya estoy de nuevo con el equipo, los compañeros bien. El plantel es excelente”, dijo en entrevista con FUTBOLRED.

El de 1.84 metros aún no ha debutado con La Equidad, pues una lesión en el tobillo no le ha permitido estrenarse. No obstante, en la segunda jornada contra Jaguares, en Montería, espera tener minutos. Confía en que le den el alta médica.

“No fue difícil la llegada, a hacer grupo con los compañeros. Hace 10 años que no juego en Colombia, siempre cuesta un poco el adaptarse al fútbol de acá, que conozcan quién es Luis Carlos Cabezas, las capacidades. En China tantos años, futbolísticamente uno se pierde un poco y por eso la ilusión también de reaparecer en mi país y darme esa oportunidad de estar con mi familia”, sostuvo.

Y es que por ese recorrido internacional se suman equipos como Monagas y Caracas, de Venezuela; en China, el Shanghái Donghai y el Hunan Xiangtao, fue a Bolivia para actuar en el Jorge Wilstermann y de ahí al Al Naser, de Kuwait. Contó que el buen nivel que tuvo en el Jorge Wilstermann, club con el que hizo varios goles tanto en la liga local como en la Copa Libertadores, “nació el interés de los chinos para hacer el negocio”.

“Nadie va a China sino hay una parte económica que sea fuerte, la economía es fuerte y por ende el fútbol crece, si tienes dinero tienes las mejores estructuras, contratas a los mejores jugadores y eso pasa por ahí. Cuando yo llegué no estaba tan loco el mercado como lo está ahora, pero sí alcancé a enfrentar a diferentes estrellas europeas. El fútbol chino ha crecido por el mismo entorno y los futbolistas extranjeros, pero todavía le falta evolucionar a nivel de selección y eso se nota en la de China, a nivel de clubes es bueno”, confesó.

Y reveló que no es un secreto que en dicho país las comodidades para los extranjeros son las mejores, "los quieren tener bien, le dan buena vivienda, carro; le tienen todo a la mano para que se dediquen sólo a jugar fútbol".

futbolred

En su paso por el fútbol de China. Foto: Archivo particular.

De anécdotas, miles. Mitos de la comida, de no probar platos, muchos. De hecho, cuando recién llegó, por el temor a comer "cosas raras", fueran insectos o perros, ni siquiera miraba los alimentos.

“Muchas veces cuando recién arribé, estábamos en un hotel con el club e íbamos a comer con los chinos, todos en mesa redonda, cada quien escogía lo que quería comer, y como acá en Latinoamérica tenemos la idea de que en China se comen animales raros, yo veía la comida y no me daban ganas de comer. Ya después que se levantaban todos de la mesa yo me paraba y me iba a McDonal’s, duré así como 20 días, o comiendo en KFC. Prefería eso a probar esos animales raros", confesó entre risas.

Lo cierto es que de esas aventuras quedaron más que aprendizajes, como el aprender inglés y también el mandarín. Ya después partió a otras tierras lejanas, primero a Bolivia y luego a Kuwait, en este último su experiencia "no fue la que esperaba", pues del fútbol poco y del entreno también.

“Cuando salgo de Bolivia mi agente me sale con la propuesta de Kuwait y dije que no me parecía buena después de vivir la Copa Libertadores con Wilsterman, pero pasó que para esos tiempos en Suramérica ya habían empezado y tomé esa opción, económicamente también era bueno, el equipo había terminado bien y dije 'vamos'”.

“La experiencia no era lo que esperaba, el fútbol es semiprofesional. De 30 jugadores que éramos, entrenábamos 12-15, los otros estaban paseando o viajando, se hacían los lesionados para viajar a Europa. En el momento que jugábamos querían que los extranjeros diéramos todo, pero si los locales no entrenan, no iba a ver un buen resultado al final", complementó. 

futbolred

Luis Cabezas actuó en Shanghái Donghai y el Hunan Xiangtao, en China. Tomada de Sports.bohu.com

Ahora, de vuelta a Colombia está más que ilusionado con 'romperla' en La Equidad. Se pone una cifra de "10 goles, que es un tope excelente para un delantero". Eso para comenzar. Primero adaptarse de nuevo al balompié local y "adquirir confianza" de acuerdo a los partidos.

"Será un torneo bastante movido y para eso hay que tener una buena forma física, la mentalidad es de marcar goles, estoy de regreso a mi país, tengo que adaptarme a las cosas y espero que con el trascurso de los partidos ir teniendo esa confianza. El equipo necesita un ‘9’, un delantero que ayude con goles a obtener el campeonato y pienso que hay buen material", concluyó el admirador de Thiery Henry, del cual dice "que es de otro planeta" y que trata de imitar algunos movimientos de él, como la velocidad y potencia.

Marianella Ramos Castro
Periodista de Futbolred
rammar@eltiempo.com

En Twitter: @Nella_Ramos

GUARDAR
REPORTAR ERROR