1. Home
  2. futbol-femenino
  3. estoy apostando mi vida al futbol me la juego toda lina arciniegas
Futbolred

Fútbol Femenino

'Estoy apostando mi vida al fútbol, me la juego toda': Lina Arciniegas

La delantera del Cúcuta - Gol Star va a un ritmo vertiginoso para cumplir un sueño de infancia.

Foto: Futbolred

Lina Arciniegas, jugadora del Cúcuta.

Marzo 08,2017

A sus 24 años, Lina Arciniegas es administradora de empresas, trabaja en una de las multinacionales de tecnología más importantes del mundo, acaba de fundar su propia empresa de comida saludable para deportistas y además juega fútbol. Da vértigo de solo pensarlo.

“Yo al fútbol le estoy apostando mi vida, me la estoy jugando toda por este sueño. Siento que es mi momento”, dice, con una convicción atípica para una chica tan joven. “Antes, la prioridad fue estudiar y graduarme y ahora tengo un trabajo en una empresa muy importante, pero con esto de los entrenamientos, las concentraciones y los partidos uno lo pone en riesgo todo el tiempo”.

Lina estudió administración de empresas en North West University, cerca de Seattle, en Washington. Hace dos años se graduó y casi inmediatamente empezó a trabajar.

“Empecé a trabajar, aunque quería seguir jugando en Estados Unidos, pero ocurrió que yo me gradué en diciembre y la temporada de fútbol no empieza sino hasta mayo, así que tenía que ponerme a hacer algo y pues, como siempre he sido una persona que sueña en grande, apliqué a una de las empresas más grandes de allá y me gané el puesto. Por eso nunca le pude dar la oportunidad que quería al fútbol, fue un capítulo que nunca cerré. Me vine a Colombia a trabajar y no pude seguir pero con la liga femenina es una oportunidad que me da la vida para hacer realidad mi sueño”.

Ella se ganó una beca por jugar fútbol y fue así como acabó sola en Estados Unidos. Con paciencia, ha ido entendiendo que su lugar en el mundo siempre ha sido el indicado.

“Cuando apliqué me decían que estaba loca, que a esas empresas tan apetecidas aplica literalmente todo el mundo; me llamaron y me dijeron que estaban interesados en mí, pero para trabajar en Colombia y así fue como volví. Dios me puso en el camino correcto. En marzo cumplo dos años en la empresa”, cuenta.

Pero no todo es camino de rosas. “Jugué con la Liga de Bogotá y con GolStar el torneo de Difútbol. Cuando empezaron a hablar de la Liga casi me muero de la emoción y me puse de una a trabajar para lograrla. Pero a pesar de estar en el equipo nadie tenía el puesto asegurado.

A punto de presentarme sufrí una lesión, otras compañeras se presentaron y pasaron y yo sentía que había perdido mi oportunidad. Pero por fortuna me permitieron estar en la pretemporada y luché por el puesto desde ahí”.

El día a día es, para ella, la parte difícil de la historia. “Es un sacrificio muy grande tener la exigencia del trabajo, tengo que estar disponible en dos sitios siempre; pero hablé con mi jefe, me entendió muy bien, me puso unas condiciones, pero es que mi trabajo también es un sueño porque trabajo desde donde esté y, si respondo por todo correctamente, me dan permiso puedo manejar mi tiempo.

Eso sí, implica que trabajo el doble: madrugo y llego a la oficina, hago todo en el doble del ritmo, voy a entrenar y por la noche, si tengo pendientes, los tengo que terminar. Y así todos los días. En concentraciones me toca manejarlo como vacaciones, pero por ahora todo va bien, espero que siga así”.

Y en ese ritmo, ¿cuál sería la elección final: fútbol o profesión?

“Buena pregunta. Me encantaría dedicarme al fútbol, dejarlo todo y entrenar como debería y que fuera prioridad. Pero en este momento no se puede, la Liga está arrancando y necesita tener mejores patrocinios y seguidores para vivir de esto. Tendría que sacrificar más que mi tiempo y hoy mismo no podría decidirlo. En el futuro, con más ayuda, yo creo que se puede lograr”.

Jenny Gamez
Editora de Futbolred

Reportar Error