Mundial Rusia 2018

Los 'Pibes' de Moscú: hinchas que hacen presencia en el Mundial

Cada uno llegó por su lado pero el amor por la Selección Colombia los juntó en la capital rusa.

Los pibes

Con la característica peluca del exfutbolista, se presentaron los hinchas en Moscú.

Foto: Mauricio Moreno/CEET

13 de julio 2018 , 10:23 a.m.

Es cierto que en las calles de Moscú resulta más notoria la presencia de hinchas de Perú y México, sin duda más expresivos y creativos que los colombianos al inventar barras.

Algunos dirán que tuvieron tiene suficiente los primeros para programar su vuelta a la Copa Mundo (36 años, nada menos), otros, que a los ‘manitos’, con solo su voz de mariachi, les alcanza para disolver la duda que venga.

Lo cierto es que al verse en desventaja, los colombianos decidieron ponerse manos a la obra… o a la cabeza… Por el medio de la plaza que está antes de la entrada al Kremlin, aparecieron dos enormes pelucas amarillas que de inmediato reconocieron todos los que a diario se reúnen allí para alentar a sus equipos a la distancia.

thumbnail text
Los 'Pibes' de Moscú: colombianos en Rusia
Hinchas colombianos dijeron presente en Rusia para el Mundial

Eran los ‘Pibes’ colombianos, un par de amigos accidentales que se convirtieron rápidamente en los más solicitados por orientales, europeos y residentes a la hora de las fotos.

“Soy pereirano y él es samario”, se adelanta a explicar Miguel Ángel Castro, el dueño de las pelucas. Probablemente es lo único que sabe de su compañero, Carlos Ortiz, a quien conoció en el lobby del hotel donde ambos se hospedan.

Es seguro que Ortiz no sabía que no es el primer dueño de la llamativa peluca amarilla de Colombia: “Las estoy llevando desde Brasil, las tuve también en la Copa América Centenario en San Francisco, hacemos fiestas en un restaurante famoso en Atlanta, donde yo vivo, y ya todo el mundo las reconoce”, explica Castro.

Tampoco es que parezca importar demasiado: “Mi compañero me la prestó para hacerme famoso”, cuenta el samario, quien confiesa que vino al Mundial en plan de soltero: “Estoy solo, dejé a mi mujer y a mi hija en Suiza y me vine para acá sin pensarlo”, cuenta. Para él, ya la aventura valió la pena: “Me han visto todos los de la familia, los amigos, los primos, todos me apoyan siempre”, dice, orgulloso.

A estos colombianos no les preocupa la distancia ni el costo de vida en Rusia. Castro, el de las pelucas, es vendedor para una compañía mexicana y gana en dólares: “el dólar rinde en toda parte”, afirma, con su innegable acento pereirano a pesar de llevar años viviendo en Estados Unidos.

Igual que Ortiz, cuya ocupación en Suiza es conducir un auto de Uber: “Es más fácil para los que estamos en Europa, es hasta barato”, afirma.
Y así se roban el show estos compatriotas, embajadores del inolvidable ‘Pibe’ Valderrama, a quienes ni el calor, que cada vez sube más en Moscú, parece debilitarles la fe en Colombia.

Jenny Gámez

Editora FUTBOLRED y enviada especial a Rusia

GUARDAR
REPORTAR ERROR