Mundial Rusia 2018

Rusia sueña con jugar la final del Mundial, gracias a un curioso dato

En los últimos 60 años, cuatro países sede llegaron al último partido cada dos décadas.

Che

Denís Chéryshev anotando uno de los dos goles que concretó, en el contundente triunfo de su selección, 5 - 0 frente Arabia Saudita.

Foto: Mladen Antonov/AFP

15 de junio 2018 , 06:44 a.m.

Desde el Mundial de Suecia 1958 se ha venido presentando una curiosa tendencia, en la que cada 20 años el equipo anfitrión llega a la final de la Copa del Mundo. Después del formidable debut de la selección de Rusia, imponiéndose 5–0 sobre Arabia Saudita, el país organizador espera que este año se mantenga la tradición.

El curioso hecho empezó en Suecia, donde la selección anfitriona escaló hasta el partido final, pero se encontró con un joven Pelé, quien con tan solo 17 años, comandó a la selección de Brasil, imponiéndose 5–2 sobre los suecos.

Veinte años después, en 1978, Argentina acogió la Copa del Mundo en medio de una dictadura militar y tras controversias jugó la final contra Holanda, en la que, a diferencia de Suecia, si salió victoriosa ganando 3–1, con una destacada actuación de Mario Kempes, quien levantó el primer trofeo mundialista para su país.

El último anfitrión en continuar el mito fue la selección de Francia, que en 1998 alcanzó a llegar a la final contra Brasil, en un Stade de France colmado de aficionados que observaron como la estrella Ronaldo, desconcertada, fue impotente y vio a su equipo recibir tres goles certeros, con los que Francia logró salir campeón del mundo.

¿Podrá Rusia escalar a la final en un certamen donde los posibles cruces se den contra España o Francia?

GUARDAR
REPORTAR ERROR