Copa America Brasil 2019

La cédula no juega: Alves y Guerrero, por el título de la Copa América

Los más experimentados de Brasil y Perú están dando cátedra de cómo se juega para ir por la gloria.

Dani Alves y Paolo Guerrero

Duelo de veteranos en el Maracaná.

Foto: Archivo ETCE

05 de julio 2019 , 08:00 p.m.

Brasil y Perú llegaron a la gran final de la Copa América 2019 y se enfrentarán este domingo, a las 3 de la tarde, en el estadio Maracaná en la disputa del título continental. El favorito de todos contra la gran sorpresa, tendrán 90 minutos -120 si es necesario el alargue- o una serie de penaltis para quedarse con la gloria.

En ambas escuadras hay dos figuras rutilantes, por edad, dignidad y gobierno. Ellos se han hecho importantes y vitales para sus entrenadores y para liderar un grupo, pues tienen experiencia y rodaje en sus clubes y en sus selecciones. Se trata de Dani Alves y Paolo Guerrero, los más veteranos de la final.

El lateral derecho brasileño sigue siendo pieza clave en el once de Tite, pues tiene despliegue físico, técnica depurada, sabe encarar a los rivales cuando la presión sube, y ya ganó la Copa, en 2007 en el último título del ‘scratch’.

Por su parte, Guerrero acaba de convertirse en el máximo goleador activo de la Copa América. Un referente de ataque que no solo define, también sabe jugar para el equipo, saliendo del área y motivando a sus compañeros. Es querido en Brasil, pues lleva 7 años jugando en los clubes más importantes y populares de ese país, así que juega como en casa y eso se ha notado.

Después de mencionar las características, es bueno mencionar sus edades: Alves tiene 36 y Guerrero cuenta con 35 años. Y son como los vinos: entre más viejos, mejor.

Ellos se han encargado de demostrar que, a pesar de que la Copa se ha encargado de seguir a las jóvenes promesas, a los jugadores de proyección, y a los que podrían romper el mercado en las próximas temporadas, la cédula no juega y su experiencia es muy importante para ganar títulos.

Uno de ellos se quedará con la gloria en la Copa América, pero los dos ya son campeones de la persistencia y el profesionalismo; del liderazgo y la mística.

GUARDAR
REPORTAR ERROR