Copa Libertadores

ARCHIVORED: 30 años del primer triunfo de Nacional en la Libertadores

El equipo antioqueño fue el primero en conseguir un título internacional para el país. 

Archivored Nacional 1989

El equipo antioqueño levantó el título de Copa Libertadores por primera vez en 1989.

Foto: Archivo ETCE

31 de mayo 2019 , 06:50 a.m.

El 31 de mayo de 1989, Atlético Nacional recibió a Olimpia de Paraguay en Bogotá, luego de una serie de polémicas que obligaron al equipo antioqueño a disputar la final de vuelta de la Copa Libertadores en la capital del país.

Los paisas, bajo la dirección técnica de Francisco Maturana y con un equipo completamente compuesto por jugadores colombianos, consiguieron un 2-0 que les permitió igualar la serie y llevar la definición a los tiros desde el punto penal, donde una actuación magistral de René Higuita, quien detuvo 3 penales y anotó el suyo, le permitieron festejar a ‘los puros criollos’, como llamaron al club.

El primer título de Colombia en la Libertadores

Destaca, en sus páginas, EL TIEMPO, la importancia del título conseguido por el cuadro verdolaga, considerándolo una hazaña luego de un partido complicado y una serie en la que caía por dos goles, la cual remontó en El Campín para poner a festejar a todo el público, que se volcó a las calles de la capital del país.

De igual manera, sobresale la figura del arquero Higuita, considerado la figura de la noche por lo hecho durante la tanda de penales y en el partido, pues gracias a su seguridad bajo los tres palos fue que el equipo pudo celebrar una Copa que le había sido esquiva en algunas ocasiones y que, gracias al trabajo de un equipo que posteriormente fue la base de la Selección, se consiguió en esa edición del torneo.

Archivored Nacional 1989

Higuita hizo vibrar a más de uno con sus atajadas.

Foto: Archivo ETCE

Celebración en las calles bogotanas

Los aficionados bogotanos de Atlético Nacional se volcaron a las calles de la capital para festejar el título conseguido por el equipo y se agruparon tanto en la carrera séptima como en la calle 26 (Avenida El Dorado) y la carrera 15, entre otras, para gritar al ritmo de mariachis y celebrar hasta altas horas de la madrugada, según narran las crónicas.

Asimismo, sorprendidos por el alto número de personas celebrando, se habla de una gran multitud de aficionados paisas, quienes llegaron a la capital del país para ver el partido en diferentes rincones de la ciudad, a la espera del triunfo que tardó un poco más de lo esperado, luego del cobro de Leonel Álvarez.

Archivored Nacional 1989

La celebración se tomó las calles bogotanas.

Foto: Archivo ETCE

El sufrimiento verdolaga

En un reconocimiento a los jugadores más destacados, EL TIEMPO destaca el trabajo de René Higuita bajo los tres palos, con sus atajadas y su participación en los penales, el cobro magistral de Leonel Álvarez y la actuación del ‘Palomo’ Usuriaga, entre otros, quien fue el autor del gol del empate de la serie y quien, a la postre, llevó la definición a la serie de cobros desde el punto penal.

Archivored Nacional 1989

El sufrimiento de Nacional se reflejó en el título. 

Foto: Archivo ETCE

Las historias de jugadores y DT

Además de destacar la forma en la que inició la gesta verdolaga, EL TIEMPO habla de varios de los futbolistas que hicieron posible el título, dedicándole a cada uno de ellos un espacio aparte del contenido general. El ‘bendito’ Fajardo, Francisco Maturana, Leonel Álvarez y René Higuita, nuevamente, aparecen en estas pequeñas narraciones.

Archivored Nacional 1989

Higuita fue una de las figuras y por ende su historia se publicó.

Foto: Archivo ETCE

El silencio en el camerino rival

Por último, se destaca en las páginas de EL TIEMPO, el silencio que se vivió en el camerino rival, al que los jugadores del equipo paraguayo entraron cabizbajos y del que no salieron durante los siguientes 80 minutos. De igual manera se cuenta que lo único que se oyó fue la voz del presidente del club, quien mostró su molestia con los jugadores.

“Cómo es posible botar cuatro penales… Nooo, eso no ocurre en ninguna parte del mundo. Por no tener calma. ¡Qué les costaba tranquilizarse. Todos sabían para dónde se tiraba Higuita, pero insistían en dispararle por allí…!

Archivored Nacional 1989

Las palabras del presidente de Olimpia fueron claras.

Foto: Archivo ETCE

GUARDAR
REPORTAR ERROR

TEMAS RELACIONADOS