Copa Libertadores

Tres historias trágicas de colombianos que anotaron en final de Copa

Ellos hicieron gol en partidos definitivos de la Libertadores, pero llegó un mal momento.

Jhon Viáfara

Jhon Viáfara, campeón con Once Caldas y actualmente en graves problemas con la justicia estadounidense.

Foto: Archivo ETCE

24 de noviembre 2019 , 09:52 a.m.

Anotar un gol en una final de Copa Libertadores es placer que se han dado pocos futbolistas colombianos. Rafael Santos Borré fue el más reciente, pues anotó este sábado en el partido en el que River Plate perdió 1-2 con Flamengo.

De los cafeteros que marcaron gol en un partido crucial de Libertadores, hay tres historias trágicas y tristes, que ahora recordamos.

Albeiro el ‘Palomo’ Usuriaga

Fue una de las figuras de la remontada de Atlético Nacional contra Olimpia de Paraguay, en la final de 1989. El equipo guaraní ganó 2-0 en la ida y el ‘Palomo’ anotó en la vuelta, para obligar a los penaltis, ronda en la que René Higuita brilló.

El 11 de febrero de 2004, después de deslumbrar en Independiente de Argentina, de no jugar un Mundial con Colombia en 1990 por decisión de Francisco Maturana, Usuriaga fue asesinado vilmente. Mientras departía con sus amigos, en el barrio 12 de octubre en el que se crio, un sicario se bajó de una moto y lo acribilló: 13 disparos que le cortaron las alas al ‘Palomo’.

Al parecer, Albeiro tenía una relación con la exnovia de su asesino, un jefe de la banda de sicarios conocido como ‘La Molina’.

Martín Zapata

El volante del Cali que tuvo en sus pies el título de Copa Libertadores para el Cali, en 1989. Marcó en el juego de vuelta contra Palmeiras en el partido, pero en la definición de penaltis falló y el equipo brasileño se coronó campeón.

Ya retirado, Zapata estuvo en el lugar equivocado. Se encontraba compartiendo con amigos en una urbanización ubicada el nororiente de Cali; de repente se desató una riña y un hombre armado la emprendió contra el exfutbolista, asesinándolo a balazos y huyendo de la escena del crimen.

El hecho ocurrió el 22 de abril de 2006.

Jhon Viáfara

Manizales todavía retumba con el gran remate del volante del Once Caldas, que le marcó a Boca Juniors y luego el blanco se coronó campeón en los penaltis.

Lamentablemente, Jhon Eduis fue requerido por la justicia de Estados Unidos por vínculos con narcotraficantes, directamente con la estructura criminal Clan del Golfo.

La Dirección Especializada contra el Narcotráfico de la Fiscalía General de la Nación y el grupo SIU de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin) de la Policía Nacional, capturaron al exfutbolista, quien será extraditado para presentarse ante la justicia estadounidense.

GUARDAR
REPORTAR ERROR