Copa Libertadores

La magia de Quintero: el punto de quiebre en el título de River Plate

Abrió el camino a la cuarta corona con un gol que vivirá en la memoria del club ‘millonario’.

Juan Fernando Quintero

Quintero, gigante en el Bernabéu.

Foto: EFE

10 de diciembre 2018 , 10:00 p.m.

El día que los focos debían apuntar a los veteranos, a los argentinos, a otros protagonistas, la atención se la robó un muchachito de 25 años, de apenas 1,69 metros de estatura, un suplente que, contra todo pronóstico, llegó para dar una mano y acabó robándose el show.

Juan Fernando Quintero se metió para siempre en la historia de River Plate gracias a un gol, un auténtico golazo, que abrió la senda del cuarto título de Copa Libertadores.

Apareció cuando faltaba la luz, cuando la imprecisión era la constante y la presión del paso del tiempo anticipaba los insufribles penaltis. Trajo toda la potencia de su mágica zurda y a los 19 minutos del tiempo extra cosió en la escudo la mitad que faltaba en la cuarta estrella.

Es el segundo jugador colombiano que anota en una final de Copa Libertadores con un equipo que no es de Colombia (En 1998 lo hizo Antony de Ávila, con Barcelona). Pero es el primero que lo hace en un escenario histórico, mítico, intimidante como el Santiago Bernabéu.


A Quintero lo encontró la siempre fértil cantera del Envigado, donde debutó a los 16 años; se lo ‘robó’ Atlético Nacional –destino natural de los talentosos en la liga local– para hacerlo titular con apenas 17 años y a los 19 ya daba el salto a Europa, al Pescara de Italia, creando la fama de su pierna zurda de la que hoy corren ríos de tinta.

Pero el camino se fue enredando y el precipicio llegó a mostrarse ante sus ojos sin piedad: sufrió el fichaje del Porto (20 partidos, siempre suplente, apenas 2 goles), deambuló por el Rennes (12 juegos, un gol) y despertó en el DIM (25 partidos, 13 goles) para aterrizar en River Plate, donde ni siquiera es titular… Lo que en realidad ni hace falta.

La apuesta de Gallardo fue dejar en el banco la dinamita y soltarla sin miedo cuando la situación fuera apremiante. Y no hablamos sólo de lo que pasó en el Santiago Bernabéu. Toda su etapa en River se discutió por qué no era titular y en el campo el DT de River dio las explicaciones: porque si es un fenómeno como revulsivo, ¿para qué agotarlo desde el pitazo?

Ver esta publicación en Instagram

H I S T O R I A

Una publicación compartida de Juan Fernando Quintero (@juanferquinterop) el


“Me preparé física y mentalmente después de lo que me pasó y acá estamos, contentos. Es una linda experiencia. El fútbol te devuelve lo que le das”, decía en Rusia, donde escribió la mitad de la novela de éxito a la que este domingo le puso el punto final en Madrid.

Si seguirá en River, en Argentina, en América, aún es una incógnita. Quiere revancha en Europa y se le irá el alma en conseguirla. Es Quintero, el pequeñín que se ha silenciado a sus críticos a fuerza de talento en la más definitiva de las instancias para cualquier club de este lado del mundo. Ya ninguna meta le resulta esquiva. Vive su momento dorado.

GUARDAR
REPORTAR ERROR

TEMAS RELACIONADOS