Liga Águila

Junior no tuvo piedad: venció 3-0 a un juvenil Deportivo Cali

El tiburón goleó a un azucarero que sigue mostrando debilidad defensiva en la Liga II.

Junior venció a Cali

El tiburón ganó en el Metropolitano.

Foto: Carlos Capella/CEET

10 de octubre 2019 , 01:14 a.m.

Atlético Junior alcanzó, parcialmente, llegar al segundo puesto de la Liga II-2019 luego de un contundente triunfo 3-0 sobre un débil Deportivo Cali, que mostró un plantel frágil defensivamente y muy joven. El partido, de la fecha 16, fue un solo del tiburón. El cuadro barranquillero ratificó su recuperación futbolística exhibida en las últimas jornadas y ganó con goles de Edwuin Cetré, Luis Narváez y Luis ‘Cariaco’ González, para llegar a 28 puntos.

El equipo que dirige Julio Comesaña, pero que en la noche de este miércoles tuvo a Luis Grau en la línea, acumuló 3 victorias al hilo y sumó 8 jornadas sin conocer la derrota. La última caída de los barranquilleros fue en casa, el 24 de agosto pasado, ante Once Caldas 1 gol por 0. Después empató frente a Bucaramanga, Huila y Unión Magdalena, al que luego derrotó en la jornada de clásicos. Los últimos triunfos rojiblancos fueron frente a Jaguares, Equidad, Nacional y anoche frente a Cali.

Junior se enfrentó a un equipo que, en la primera parte, fue muy liviano, sin peso ofensivo y con poca seguridad en el sector defensivo.

Y muy rápido, a los 8 minutos, empezó a poner ventaja en el marcador. El gol ‘Tiburón’ nació por izquierda de los pies del lateral Gabriel Fuentes, tuvo el sello de Teófilo Gutiérrez y la potencia de Edwuin Cetré en la definición. El primero cuchareteó la redonda a ‘Teo’ quien, con la clase que lo caracteriza, bajó el balón con el pecho, alargó el pase a Cetré y este veloz y con fortaleza enfrentó a un defensor ‘azucarero’ y a ras de piso remató para celebrar el primero de la noche.

Cali no encontró la vía de la recuperación, buscó la salida rápida por el costado izquierdo, especialmente, pero naufragó en sus intenciones de llegar a inquietar al arquero juniorista Sebastián Viera.

En cambio, Junior siguió ejerciendo el dominio del juego y, en un centro al área, Juan Carlos Caicedo tocó el balón con el hombro y el juez central del compromiso, Carlos Herrera Bernal, no dudó en sancionar la pena máxima que, a los 19 minutos, hizo efectiva Narváez con un zapatazo seco y fuerte al arco defendido por Johan Wallens, que poco pudo hacer para evitar el 2 por 0.

Junior mantuvo su intención de manejar el juego con base a la salida segura desde el medio campo, con transiciones ofensivas que, en el tramo definitivo del campo, no lograron el objetivo de aumentar la ventaja.

Antes de finalizar la primera etapa, a los 30 minutos, Cetré, autor del primer gol del equipo de casa, sufrió una lesión muscular cuando disputaba el balón en el medio campo. El dictamen médico indicó que tuvo una distensión muscular en el isquiotibial de la pierna derecha y este jueves se le realizará un examen que determinará su inactividad competitiva.

La etapa complementaria fue, sin duda, mejor para los dirigidos por Lucas Pusineri, pero esa leve mejoría no fue suficiente para descontar en el marcador. En ataque apareció mucho más Kevin Velasco, quien no tuvo protagonismo en los primeros 45 minutos, pero que, en el complemento, fue el que mejor interpretó la salida y mayor aporte ofensivo les dio a los caleños.

Carlos Rodríguez, por su parte, tuvo un par de remates, el más peligroso a los 21 minutos cuando ingreso por izquierda y sacó un zapatazo que se fue desviado por muy poco, pero, como en la primera mitad, ese juego y la intención de atacar se fue diluyendo hasta volver a ser el Cali liviano, sin generación de ideas para, al menos, descontar la ventaja rojiblanca.

La puntilla del juego la clavó el venezolano Luis ‘Cariaco’ González apenas 7 minutos después de su ingreso al campo. Y el gol nació en un hermoso contragolpe gestado desde la zona defensiva, luego de que Cali cobrara un tiro libre muy cerca del área de Junior.

A los 32 minutos Willer Ditta evacuó desde el fondo, el balón aterrizó en el medio campo donde lo esperaba Teófilo Gutiérrez. El pívot de Junior metió un pase al vacío con una precisión milimétrica, González tomó la redonda, cabalgó hasta acercarse al área, enfrentó a Wallens y abajo, cruzado, concretó el gol de una victoria barranquillera que fue más tranquila de lo que se había presupuestado.

GUARDAR
REPORTAR ERROR

TEMAS RELACIONADOS