Liga Águila

Tres factores determinantes para otro doloroso tropiezo de Millonarios

El azul mejoró respecto a las fechas pasadas, pero ajustó su cuarta derrota en cinco partidos.

Millonarios

Millonarios y sus pecados para un nuevo tropiezo en la Liga.

Foto: VANEXA ROMERO / CEET

20 de octubre 2019 , 09:12 a.m.

Millonarios hizo un buen primer tiempo contra el Junior, pero eso no le alcanzó y salió derrotado del Metropolitano por el gol que recibió en el minuto 60, convertido por Daniel Moreno, el mejor hombre del partido.

El técnico Jorge Luis Pinto tuvo una mejor actitud que la mostrada en los juegos pasados contra el América y el Tolima. Este sábado hizo un planteamiento inteligente con el que controló el partido en el primer tiempo, sin embargo, el cuadro azul volvió a caer en los pecados en los que ha venido incurriendo desde hace varias jornadas y eso le significó una dura derrota, que puso su clasificación en vilo.

1. No define y tiene poca presencia ofensiva: Millonarios dominó la posesión en la primera parte (47-53), sin embargo, el equipo de Pinto en ese primer episodio no remató al arco ni una sola vez, aunque generó ocho aproximaciones sobre el arco de Viera. En la segunda parte perdió en posesión (65-35) sin embargo volvió a generar ocho aproximaciones, pero solo remató dos veces a puerta. En los últimos cinco encuentros anotó solo dos goles.

2. Los errores arbitrales le siguen jugando en contra: los árbitros vienen equivocándose en contra de Millonarios en los últimos encuentros y eso hasta generó un fuerte reclamo del técnico Pinto. Este sábado, el árbitro Wilmar Roldán no le pitó un penalti cometido sobre José Guillermo Ortiz y sí sancionó uno a favor del Junior, por una falta que se cometió fuera del área. Además, el equipo llegó a seis expulsiones: le han mostrado al menos una roja en tres juegos consecutivos pues los jueces son extremadamente rigurosos con el equipo de Pinto.

3. Fallas de concentración: en el gol el equipo falló al darle el espacio al Junior que no le había concedido en el primer tiempo. Si bien, el penalti que le pitaron en la primera parte no lo era, la jugada se dio por un error en la ubicación de la línea de zagueros, que estaba muy adelantada y con todos en línea. Los goles por fallas de concentración, como ocurrió contra el América y el Tolima lo tienen a punto de salir de los ocho primeros. El cuadro de Pinto concedió ocho goles en los últimos cinco encuentros.


GUARDAR
REPORTAR ERROR