Liga Águila

Seis pecados que condenaron a Octavio Zambrano en el DIM

Estas son las razones de la salida del técnico ecuatoriano del ‘poderoso’.

Octavio Zambrano DT Medellín

El ecuatoriano toma un respiro con el triunfo poderoso.

Foto: Archivo

06 de abril 2019 , 08:00 p.m.

La era de Octavio Zambrano bajo el mano de Independiente Medellín es historia, una vez que los directivos decidieron no seguir más con el proyecto del técnico ecuatoriano, el cual duró 42 partidos, de los cuales ganó 15, empató 15 y perdió 12, llegando al 46% de rendimientos y en el que obtuvo un subcampeonato y la clasificación a la Copa Libertadores 2019, de donde quedaron eliminados en la primera fase a manos de Palestino de Chile.

A continuación, enumeramos las razones por las cuales el técnico salió del ‘poderoso’ a ocho fechas de terminar la fase de todos contra todos en la Liga I-2019.

Malas contrataciones

Jugadores como William Palacios, Carlos Sinisterra, entre otros, no lograron el rendimiento deseado para la presente temporada. Zambrano no exigió refuerzos de categoría para su proyecto y terminó aceptando jugadores fuera de forma, los cuales les costó varias semanas ponerse a punto, relegando tiempo y partidos en los que podían haber sido variantes para el juego del equipo. En el caso de Palacios, un jugador con muchos problemas en México, llegó al conjunto ‘rojo’ y no duró dos meses, salió por problemas de disciplina. Desaciertos que derivaron en que el plantel fuera más corto y esos cupos no fueran mejor aprovechados.

Mala administración de los resultados en algunos partidos

La serie de cuartos de final de la Liga II-2018 frente a Bucaramanga, donde había sacado ventaja en el duelo de ida y en la vuelta terminó con afugias, el duelo de ida de la final en Barranquilla contra Junior, donde terminó goleado tras irse en ventaja en el marcador y para citar los duelos contra Cúcuta donde iba ganando hasta el minuto 94 y este último frente a Once Caldas, donde terminó empatando con un hombre de más. Son muestras de partidos, donde Zambrano no realizó las variantes necesarias para mantener una ventaja en el marcador.

Esa mala planificación ha determinado que por más de que tengas al goleador de la Liga, terminas pasando penurias en partidos que pudieron significar en mejores posiciones en el presente campeonato o una estrella. Son detalles que al final terminan pesando.

No le pudo encontrar una estabilidad a la defensa

Medellín es uno de los equipos más goleadores de la Liga con 19 goles, pero le han convertido 20. Ese desequilibrio ha significado que el equipo no se haya consolidado este semestre. Es cierto que el equipo sufrió la salida de Hernán Pertuz a comienzos del torneo, pero ni Jesús Murillo, ni tampoco Héctor Urrego, han podido imponer esa seguridad en zaga que todo equipo que aspire a pelear un título debe tener. Además, amagó varios partidos con incluir a Jaime Giraldo o Guillermo Tegüé, jugadores que en las categorías inferiores demostraron condiciones, estuvieron trabajando con el primer equipo, pero hasta entonces, sólo confió en Murillo, Urrego y Nicolás Palacios, quien le va mejor como volante de contención.

La eliminación de la Copa Libertadores en primera fase

Medellín sufrió este año, su peor participación en la Copa Libertadores, tras ser eliminado a manos de Palestino de Chile en la primera fase del torneo internacional. Tras un buen partido en Chile, donde pudieron sacar algo más que un empate, las inseguridades defensivas, sumada a la poca generación de ataque y un Germán Cano que apenas estaba despegando, hizo un partido muy complicado en la ida.

En el juego de vuelta, Medellín tuvo la pelota, pero no hizo daño, poco a poco se metió atrás, no hizo alguna variante para liquidar la serie, conformándose con el gol que habían hecho en el partido de visitante. Palestino marcó y aunque la reacción de empatar fue inmediata, y la lograron, el equipo logró 4 remates al arco, contra dos de su rival, quien fue eficaz en los penales, aprovechando la desconcentración y los malos cobros de un DIM que terminó eliminado y marcando el camino del mal momento de los equipos colombianos en los torneos internacionales.

Los cambios tardíos

Otra razón de la salida de Zambrano fue lo tarde que realizaba algunos cambios, sumado a los malos planteamientos desde el inicio, donde tenía que recomponer sobre la marcha, en la que a veces realizaba un cambio antes de los primeros 45 minutos. El conformarse con resultados mínimos también generaba esas dudas y como consecuencia el no sumar más victorias. Un ejemplo puede ser en el último partido contra Once Caldas, donde teniendo un hombre de más, sacó a un delantero para meter un volante central, teniendo al rival contra las cuerdas y al borde del ‘knockout’. El fútbol es de arriesgar, más si estás de local, necesitas la victoria y con la oportunidad de darle el ‘golpe de gracia’ al oponente, le da respiro, hasta que se vuelve a montar en el partido.

El mal momento en la Liga I-2019

Con tres victorias, seis empates y cuatro derrotas, Medellín se ubica en el puesto 13 de la tabla con 15 puntos. Le restan 7 partidos, de los cuales deberá ganar seis para no sufrir una segunda eliminación en el semestre. Ese rendimiento terminó de condenar a Zambrano, que aunque estaba con posibilidades matemáticas, los directivos optaron por buscar otra opción para quién pueda dirigir este barco azul y rojo.

Juan Camilo Álvarez Serrano

Corresponsal FUTBOLRED

Medellín

GUARDAR
REPORTAR ERROR

TEMAS RELACIONADOS