Liga Argentina

El drama de Pablo Jerez: por falta de plata debió vender sus camisetas

El exfutbolista de Boca Juniors afronta una dura situación por la enfermedad de su hija. 

Pablo Jerez

El exfutbolista de Boca Juniors atraviesa un duro momento personal.

Foto: Tomada de Twitter: @C5N

24 de mayo 2019 , 09:01 p.m.

Pablo Jerez, quien fuera jugador de fútbol de Boca Juniors con el que se consagró tanto en la Copa Libertadores como en la Copa Intercontinental, además del Torneo Apertura argentino en 2003 y la Copa Sudamericana 2004, está atravesando una de las situaciones más complicadas de su vida, luego de abandonar su carrera como profesional.

Tras enfrentar una difícil situación de salud con su hija nacida en 2004, quien sufrió de meningitis, el futbolista ha tenido que luchar para cubrir los costos del tratamiento para controlar su enfermedad y las consecuencias de la misma, motivo por el que este año se vio obligado a vender hasta las camisetas que le quedaban, teniendo en cuenta que se retiró de la actividad profesional y la seguridad social brindada por el club no le cubría estos gastos.

Asimismo, vale la pena anotar, que tanto en Argentina como en Colombia, la preexistencia de la enfermedad complicaba la situación, pues al salir del seguro médico brindado por los clubes en los que se desempeñó como jugador, el futbolista debe reingresar al sistema como independiente, misma situación que sufre su hija y, teniendo en cuenta esto, el ingreso de la niña, que está cerca de los 15 años, se hacía complicado.

“Un día estaba mirando una nota de 'Licha' López y dijo que no quería que las camisetas se le apolillaran. Fue ese el envión que necesitaba y no me quedó otra que venderlas. Ahora estoy al borde del retiro y el gremio solo acapara a los futbolistas activos. Se nos va a venir una jodida”, aseguró el futbolista.

Luego prosiguió con su relato: “Estamos viendo la posibilidad de seguir involucrados a alguna obra social pero es difícil porque no la toman a Zoe, tiene de base muchísimos problemas. No tengo un oficio, una formación. La última vez trabajé con un remís (una especia de taxi)”.

La situación, que se conoció a través de una entrevista brindada al canal ‘TyC Sports’, conmovió a compañeros y fundaciones, que ahora están intentando movilizarse por el futbolista, quien con 34 años no tiene equipo y ha pasado bastantes trabajos para intentar costear los gastos de una enfermedad cuyo tratamiento tiene un valor muy alto.

GUARDAR
REPORTAR ERROR