Liga de España

El año de pesadilla de Lopetegui: sin Mundial y sin Real Madrid

El DT que comenzó el 2018 en una nube, bajó de un golpe hoy, al ser despedido del club blanco.

Lopetegui

DT de Real Madrid

Foto: Reuters

29 de octubre 2018 , 04:03 p.m.

El 2018 iba a ser el año de la consagración. Se había hecho todo bien, asomaba la posibilidad de dirigir a la selección de su país en un Mundial de fútbol, nada menos. Era un sueño irrealizable para muchos clubes del mundo. Era un tipo exitoso, con cada una de sus letras. Pero vendrá la Navidad con un árbol sin presentes, sin sueños, sin récords y, peor que todo, sin trabajo.

La historia la firma Julen Lopetegui, el orgulloso exseleccionador español, quien fue despedido dos veces en cuestión de cuatro meses de los empleos por los que luchó toda su vida: la selección nacional y el Real Madrid.

Este lunes ha llegado la confirmación de un secreto a voces: Florentino Pérez, el hombre que se atrevió a sacarlo a empujones de la concentración de Rusia le bajó el pulgar y lo sacó del su equipo por malos resultados.


¿Qué salió tan mal? El Real Madrid, tras perder 5-1 en su visita al Barcelona, es noveno en la Liga, en la que no gana un partido desde el 22 de septiembre y encadena cinco jornadas sin triunfos, con cuatro derrotas encajadas. Ha sumado un punto de los 15 últimos que disputó. De hecho, antes de la pausa de selecciones, el equipo sumó cuatro partidos seguidos sin ganar y sin marcar, algo insólito desde todo punto de vista.

Sí, la decisión era casi obvia. Es la peor racha desde 2009, cuando Juande Ramos perdió los últimos cinco duelos ligueros. Y hay más: es la cuarta vez que el Madrid está por debajo del octavo puesto en la jornada 10 (le pasó antes en 2001-02, 1999-00 y 1942-43). En realidad, el saliente DT se inscribió como uno de los cinco peores técnicos debutantes en la historia del Madrid.

Y pensar que para Lopetegui era un sueño dirigir a un club con el prestigio del Real Madrid. Tan fascinante le resultaba que firmó casi desde el ofrecimiento, sin fijarse en detalles como para él secundarios como el salario. Porque, a la hora de la comparación, no está ni cerca de los ingresos de sus colegas. Por mencionar sólo a otros españoles, Ernesto Valverde cobra 12 millones de euros por año en Barcelona y Pep Guardiola factura la friolera de 22 millones por temporada en Manchester City. El Madrid está en esa escala de pagos, pero no lo calculó el saliente DT, feliz como estaba desde el mismísimo ofrecimiento. Hoy se va con una indemnización por los tres años y 18 millones totales que acordó. No llegó por negocio, claramente.

Lopetegui fue presentado como entrenador del Real Madrid el 14 de junio de 2018, dos días después de ser anunciado como tal y un día después de ser destituido como seleccionador nacional.

Porque de España también fue destituido a pesar de que allí sí que lo respaldaban los números: completó 20 partidos invicto (14 victorias y 6 empates) un registro que sólo supera Luis Aragonés (25 partidos jugados, con 17 victorias y 8 empates); ganó 9 de sus 10 encuentros en el grupo G de la clasificación europea a Rusia 2018; su equipo marcó en promedio 3 goles por partido e impuso el récord de mayor cantidad de goles en terreno rival, en el triunfo 0-8 contra Liechtenstein.

Fue una cadena de malas decisiones. Le dijo no a dirigir su primer Mundial cuando estaba en la mismísima concentración, cuando había hecho todos los méritos posibles y su carrera estaba en ascenso, porque manejó mal sus contactos con el Madrid y no habló de frente con la Federación nacional sobre su futuro. La RFEF sintió un aroma de traición y el DT lo pagó con su cargo. Despedido, lo arropó el club que le ofrecía un contrato rentable, pero que le proponía el difícil reto de reemplazar a Zinedine Zidane, ganador de tres títulos seguidos de Champions League, y manejar un vestuario repleto de estrellas pero sin la mayor de ellas, Cristiano Ronaldo. Ese último fue su peor error: no reemplazar al hombre de los títulos y hacerle el juego a Florentino, el primero en tirarlo del barco cuando las cosas salieron mal.

Lopetegui iba a firmar el año de su vida. Ahora la vida le va a cobrar el peor cierre de año.

GUARDAR
REPORTAR ERROR

TEMAS RELACIONADOS