Liga de España

¡Real Madrid, campeón de Supercopa de España! Impecable en penaltis

Un expulsado, 90 minutos aburridos y una prórroga de infarto, en la final del torneo español.

Real Madrid vs Atlético

Real Madrid vs Atlético

Foto: EFE

12 de enero 2020 , 04:45 p.m.

Real Madrid es campeón de la Supercopa de España tras superar al Atlético de Madrid, en un tiempo reglamentario aburrido, lentísimo, carente de imaginación y emociones, que dio paso a una prórroga mucho más inquietante y al final a unos penaltis que premiaron al más aplomado.

La definición desde los 11 metros le dio al partido la emoción de la que careció en el inicio. Abrió el camino Carvajal para el Real Madrid en un cobro sin excesos; Saúl tiró su remate al palo para darle ventaja al equipo 'merengue'; Rodrygo tomó aire y cobró durísimo arriba, imposible para Oblak; el cobro de Thomas lo tapó el inspirado Courtois en una estirada fenomenal; Modric también dejó sin reacción al buen portero del Atlético y, con todo en contra, fue al cobro Trippier para marcar el suyo; el cobro definitivo fue de, quién sino, el capitán Sergio Ramos.

Real Madrid, el que no ganó nada en 2019, limpió la temporada con un título, obra y gracia del mágico Zinedine Zidane.

Y fue justo el campeón tras un inicio de partido con muchas precauciones, con una pizca más de iniciativa de Real Madrid, de la mano de Isco y con remates de Modric y Casemiro, que poco a poco fueron equilibrando los ‘colchoneros’ en Yeda.

Ramos sirvió un regalo a los 13 minutos que Joao Felix por poco capitaliza y un minuto después le cobraron a Morata una simulación con tarjeta amarilla.

El propio atacante español respondía con un remate cruzado a los 19 que inquietaba a Courtois y, al menos en el arranque, cambiaba de manera radical el plan con el que el Atleti venció a Barcelona: era suya la iniciativa, no le entregaba la pelota al Madrid sino que se defendía con ella en los pies.

Los de Zidane no se parecían cómodos y apenas se animaban con Mendy, quien probó los reflejos de Oblak, tras un ocho ante Trippier, pero perdió. Correa respondía con el Atlético en una intención bien manejada por Courtois sobre el cierre del primer tiempo, pero era más claro Casemiro de cabeza a la salida de un tiro de esquina. Escaramuzas apenas en un partido enredadísimo, lento por momentos y jugado muy, muy lejos de los arcos.


El complemento hacía pensar que al fin Jovic asumiría su papel de reemplazo de Benzema, cuando a los 51 minutos superaba la marca de Trippier y soltaba un remate que por centímetros no fue gol. Diez minutos después era Valverde quien se perdía el primer tanto del juego, en una acción casi curiosa, en la que él mismo se marcaba, al intentar un cabezazo que rebotaba en su propia pierna.

¿Atlético? Parecía cómodo y Morata tenía la opción más clara del juego al sorprender por la espalda a Ramos y rematar al palo que Courtois, de puro reflejo, supo defender. ¡Se salvaba el Madrid!

Al 82 llegó Mariano al partido porque lo de Jovic no pasó de ser una amenaza y porque el equipo ‘merengue’ creía en la opción de resolver antes de los penaltis. Mariano, el que no contaba para Zidane, por encima de James… No cambiaba en el panorama del colombiano.
En el Atlético, Llorente llegaba al campo a los 88 minutos y seguían en campo Morata y Joao Felix, apuesta de Simeone para aprovechar el más mínimo pestañeo del rival.

Pero una opción, una iba a tener Rodrygo para meter miedo: se inventó un remate que encontró -como es usual- bien ubicado a Oblak abajo y Thomas tuvo un tiro libre que sorpresivamente fue a manos de Courtois. Así se iba el tiempo reglamentario.
La buena noticia: Dos cambios le quedaban al Madrid… ¿por qué no James?

Una prórroga ambiciosa


Nadie quería ir a los penaltis y era obvio tras el primer intento de Mendy en el arranque de la prórroga y a los tres minutos, una opción clarísima del Atlético: lindo centro de Thomas, se la deja Joao Felix a Vitolo y en el mano a mano le gana Courtois.

Pateaba el tablero Simeone con un par de cambios inauditos: se iba Giménez, el patrón de la defensa ‘colchonera’ en pleno ataque de furia, y llegaba al campo Arias, a quien nadie esperaba, por Joao Felix. ¿Cuál era el plan? Parecía que el uruguayo tenía algún problema físico. Felix, en cambio, se fue agotado, otra vez con saldo en rojo.

A los 106 minutos se inventaba una chalaca Morata que manoteaba Courtois, para corregir su primer mal despeje, y cundía el pánico en el área del Madrid. Pero no tanto como en la casa de los ‘colchoneros’ cuando Mariano asistió primero a Modric para probar los reflejos del infalible Oblak y luego él mismo tomó el rebote, otra vez para perder con el esloveno.

Una maniobra suicida tendría Valverde a cinco minutos del pitazo final, cuando se tiró a los pies de Morata y justamente recibió la tarjeta roja, vino el conato de pelea y el show de Courtois: salvó el error de Vinicius en la marca a tres minutos del cierre y luego redujo a nada la opción de Correa en dos tiempos, llegando al remate y al rebote.

En 30 minutos hubo más fútbol, más peligro en los arcos y más tensión que en los 90 minutos iniciales. Llegaron los penaltis para tranquilidad de un Real Madrid que acabó encerrado y un Atlético inspirado. Se fue el tiempo para James, no pudo brillar Arias.

GUARDAR
REPORTAR ERROR