Opinión

El City, el Ajax y el Barcelona en una historia circular

Opinión de Tito Puccetti sobre los últimos resultados en la Champions League.

Tito Puccetti

Tito Puccetti, columnista de Futbolred.

Foto: Archivo particular

17 de abril 2019 , 04:48 p.m.

Hoy el equipo más parecido al Barcelona 2011, para mí el mejor equipo de fútbol en la historia, es el Ajax, aunque lejos aún de ese nivel. Ni el mismo Barcelona con Messi, Busquets y Piqué, los sobrevivientes de ese equipo, ni Guardiola con los millones de libras esterlinas a su servicio se pudieron acercar a todo lo que significaba ese grupo que logró tocar la perfección. Ofensivo y defensivo a 70 metros del arco propio, dueño de rebotes, de la pelota, de pases, de acciones y ritmos de los partidos.


En ese 2011 Alex Ferguson afirmó, luego de la final de Champions en Wembley entre el Barcelona y el Manchester United, que era el mejor equipo al que se había enfrentado en la vida.

El creador de ese Barcelona se marchó al final de su cuarta temporada y el equipo con Messi en su esplendor se fue perdiendo de a poco del camino ‘Pep’ hasta mutar en una expresión de la cual queda poco. Y ‘Pep’, rondando por el mundo, buscando esa forma de controlar el juego para encontrar el resultado.

Barcelona ha conseguido títulos, incluso un triplete con Luis Enrique, pero con otros argumentos. ‘Pep’ ha vencido, ha dominado, pero nunca al nivel de perfección culé. De hecho no ha podido volver a ganar una Champions.

El fútbol parece extraño, pues el Ajax emerge con conceptos “guardiolistas”, y hoy, vuelvo y lo repito, se parece más al Barcelona del pináculo.

Si uno empieza a construir el árbol genealógico de ese equipo campeón de Champions en 2011, nos encontramos con una cadena que explica y que termina cerrando en forma de círculo la historia. Guardiola creció bajo la influencia de Cruyff. Cuenta la historia que le dijeron al técnico holandés que había un flaco en divisiones menores que jugaba bien, al verlo lo enfrentó con esta frase: “Mi abuelita juega más rápido que tu”. Pero ese flaco terminó siendo el volante central con el que Barcelona ganó la primera Copa de Europa de su historia.

Cruyff había llegado en 1973 a Barcelona, sólo fue campeón como jugador una vez, pero como técnico metió 4 ligas seguidas. Con el mítico holandés llegó toda una filosofía de juego. ¿De quien aprendió Guardiola? De Rinus Michels, aquel entrenador de la selección que pasó a ser conocida como la Naranja Mecánica y cuyo director de orquesta dentro del campo era Johan Cruyff.

Michels también fue profesional del fútbol, un recio nueve que jugó bajo las ordenes de Vic Buckingham, un inglés que desde 1947 se hizo cargo del Ajax, y tuvo la buena decisión de hacer debutar a Cruyff a los 17 años. Buckingham había llegado en la postguerra a Amsterdam a reemplazar a Jack Reynolds, otro inglés que se mudó a Holanda en 1915; fue el que en tres etapas se encargó de fundar las divisiones menores del equipo, impuso el estilo y cimentó las bases del juego ofensivo con la premisa de que la mejor defensa es el ataque y, del juego de posesión, afirmando que mientras mi equipo tenga la pelota el rival no me puede hacer daño.

Reynolds y Buckingham trabajaron en Manchester City y sin saber fueron los que sembraron la semilla del mejor equipo de la historia; iniciaron una cadena que se enganchó durante un siglo para culminar en ese 2011, pero que dejó ramificaciones. Este Ajax que se preocupó por su origen y recordó que en su esencia no había secretos… sólo había que abrir el libro de la historia.

¿Este Ajax podrá emular al Barcelona de ‘Pep’? No creo. El mercado no lo dejará. Ya sus principales figuras están comprometidas con gordos contratos con los clubes poderosos y su expresión de hoy no es tan perfecta como aquel equipo. ¿Guardiola logrará conformar con la chequera de los petrodólares y los gasoductos otro equipo ensueño en la tierra de los ingleses que sembraron la semilla de su estilo? Sólo el tiempo lo dirá. Si la historia es circular, un final feliz podrá ser con el Manchester City ganando alguna vez la Champions al estilo Barcelona 2011, con Guardiola celebrando cien años de compañía futbolística, en la soledad de ser el único genio capaz de formar los dos mejores equipos en más de un siglo de nuestro deporte.


GUARDAR
REPORTAR ERROR

TEMAS RELACIONADOS