Opinión

¿Y si volvemos?

Reflexiones de Vanessa Córdoba sobre la actualidad del negocio del fútbol.

Vanessa Córdoba

Vanessa Córdoba

Foto: A. particular

02 de diciembre 2018 , 07:40 p.m.

Es una lástima escuchar que la fiesta del fútbol está en crisis. Los problemas económicos parecen ser el común denominador en el FPC.


Una de las principales fuentes de ingreso en los equipos es la venta de boletería, pero es una realidad que las personas cada día asisten menos a los estadios; motivo por el cual los clubes se ven obligados a buscar alternativas en su modelo económico y dependan mayormente de la venta de jugadores.

Como consecuencia y necesidad, los precios de los jugadores se ven sumamente elevados. Sin embargo, es hora de entender, que el precio de un jugador no es necesariamente el reflejo directo de su calidad o rendimiento.

Claro está que, para los clubes colombianos, no es rentable ni mucho menos sostenible este modelo económico. Y aun más si le sumamos lo volátil e inestable que es la carreras futbolística por naturaleza, pero, debemos reconocer también, que esto ha sido una solución a corto plazo para muchos clubes y les ha brindado un respiro.

Con esto en mente, es justo comenzar a buscar otras formas de hacer que los equipos del FPC sean verdaderamente rentables. Que su economía no se base en un solo jugador sino en el espectáculo que veden como conjunto y la conexión positiva que puedan crear entre deportistas y comunidad.

Por otro lado, la mejor manera de aportar a nuestros equipos es regresando a los estadios con el ánimo de disfrutar y gozar en familia generando pasión a las generaciones venideras, como se hacía hace unos años atrás. Si a un club le quitas a su hinchada, deja de ser la mitad de lo que es como institución. Boca juniors dejaría de ser Boca si le quitas La Bombonera y su apasionada fanaticada.

GUARDAR
REPORTAR ERROR

TEMAS RELACIONADOS