Otras Ligas de Fútbol

Así fue el insólito tiro de esquina cobrado en el clásico rosarino

La violencia en el fútbol argentino no para y hoy se vivió otro episodio en Newell's - Central.

Leonardo Gil Rosario Central

El partido entre Newell's y Rosario Central concluyó 0-0

Foto: Tomada de Twitter: @impactofutbol

10 de febrero 2019 , 10:47 p.m.

Lo ocurrido en la final de la Copa Libertadores con el bus de Boca Juniors y la suspensión del partido que se iba a jugar en el Estadio Monumental marcó un hito en el fútbol argentino, sin embargo, la violencia no para y hoy esto quedó expuesto nuevamente en el clásico rosarino.

En el partido que se disputaba en el estadio Marcelo Bielsa, cancha de Newell’s Old Boys, Leonardo Gil, jugador de Rosario Central, fue a cobrar un tiro de esquina y luego de recibir un botellazo antes de patear, debió ejecutar el tiro de esquina de manera insólita: con tres policías que lo acompañaban a cada paso y que pusieron los escudos sobre él mientras se realizaba la ejecución.

Como si esto fuera poco, el árbitro del partido, que vio todo lo que ocurría, en vez de suspender el encuentro, pidió a la fuerza de seguridad que protegieran al jugador poniendo los escudos más arriba, algo que volvió a abrir el debate pues si se trata de condenar la violencia, un partido de fútbol en el que suceden este tipo de hechos no puede continuar. ¿Ustedes qué opinan?

Así fue el cobro:

GUARDAR
REPORTAR ERROR