Champions League

Liverpool campeón de Champions en una final inglesa con poco brillo

Un triunfo 2-0 sobre Tottenham bastó para coronar a los hombres de Klopp como reyes de Europa.

Liverpool

Liverpool campeón

Foto: EFE

01 de junio 2019 , 04:12 p.m.

A Liverpool el fútbol le dio una dulce revancha: ¡un título de Champions League!. Un penalti y un gol agónico de Origi, el ‘tocado por la varita mágica’ en este torneo, bastaron para sellar a su favor de los de Klopp un título merecido de punta a punta.

A los 24 segundos una inocencia de Sissoko, una mano en el área para bloquear un centro de Mané, cambió por completo los planes de todo el mundo en el Wand Metropolitano: un balazo metió Salah para asegurarse el 1-0 parcial para Liverpool apenas a los dos minutos. Otro partido empezaba para Tottenham.

Tímida era la reacción del Tottenham, repetido en los centros y tomando demasiadas precauciones atrás, más bien poco efectivas porque Alexander-Arnold les dio un buen susto al 16 con su remate de afuera, muy pegado al palo, y si no es por el oportuno Rose, de cabeza castiga Salah al 22, en un gran centro de Robertson.

Lindo era el show de Fabinho en el medio campo, anticipando el pase a Kane y Dele Alli y, como les hiciera a Messi y sus amigos, ganando siempre en el mano a mano.

Tenía la pelota el de Londres pero sin hacer daño y en cambio el rojo, que obligaba a jugar a su ritmo, veía como Robertson rompía el tedio con un remate espectacular que salvó con un manotazo Lloris al 37. ¡Era el segundo de Liverpool!


Lo único que no se le podía reprochar al Tottenham era su actitud: luchó en el inicio sin claridad y en el complemento salió a arriesgar la vida por el empate.

Se fue Firmino sin pena ni gloria y llegó Origi, el chico de Klopp para la clasificación a la final contra Barcelona. Y respondió Pochettino enviando al campo a Lucas Moura, su as contra el Ajax.

Con todo, era Liverpool el más incisivo. De hecho, perdonó el segundo al 68 en una tremenda salida de Mané, Salah de pivote para Milner y apenas fuera salió el remate. Reaccionada al 70 Tottenham con un peloteo que acabó en manos de Alisson Becker y parecía que la habilitación de Son a Delle Alli sorprendería al portero de Liverpool al 72, pero no.

Salvaba Van Dijk –siempre el holandés- una salida rápida de Son al 75 y al 79 tenía Tottenham su mejor opción en todo el partido: violento remate de Son que detuvo Allison y en el rebote de nuevo ganó el brasileño al intento de Lucas Moura. ¿Cabía alguna duda? Al tiro libre de Kane llegó preciso para salvar su puerta con un manotazo al lateral. ¡Lo que es tener un arquero que defiende un título!

Tanto perdono Tottenham en área rival que le dio vida a Liverpool: Origi encontró un rebote oportuno y con un zurdazo definió al palo, inalcanzable para Lloris.

¿Juego trepidante, salidas a toda velocidad, derroche de sacrificio y precisión? Se quedó todo en territorio británico. Las precauciones defensivas ganaron el pulso y se fue mucho tiempo en ese juego de no correr muchos riesgos y esperar al error del rival, que nunca llegó.

Liverpool es nuevo campeón de Champions, rompe la hegemonía del Real Madrid y encuentra un bálsamo tras ver perdida la Premier League a pesar de sumar la friolera de 97 puntos. El fútbol, que da y quita, ha sido particularmente justo y ha coronado por primera vez a Klopp, el genio de la lámpara que ahora sí se viste de campeón.

GUARDAR
REPORTAR ERROR

TEMAS RELACIONADOS