Cronicas

Chile no quiere dejar de ser favorito y derrotó a Japón por 4-0

El bicampeón del certamen sufrió más de lo esperado pero ganó con comodidad frente a Japón.

Arturo Vidal - Japón

Vidal salió lesionado y generó preocupación en el equipo chileno.

Foto: REUTERS

17 de junio 2019 , 07:54 p.m.

Aunque sufrió más de lo esperado, el ataque chileno aprovechó las ventajas defensivas de Japón y así ‘La Roja’ consiguió un triunfo importante frente a Japón por 4-0. Los asiáticos que llegaron con un equipo casi completamente renovado a la Copa América, tuvieron varias oportunidades, pero no lograron convertir pese a que Chile tampoco hizo mucho por cuidar la ventaja.

Durante los primeros 45 minutos fueron Arturo Vidal y Alexis Sánchez los encargados de manejar los hilos del equipo suramericano, que no pudo concretar pese a mantener el dominio de la pelota e imponerse en el campo rival después de los primeros 15 minutos. Los históricos jugadores chilenos no resolvieron bien los ataques por los costados, lanzando centros que terminaron, por lo general, en los pies de un rival.

Por su parte, los ‘Samuráis Azules’ aprovechaban estos errores para salir con velocidad y aunque tampoco resolvieron, sí obligaron a Arias a moverse constantemente y a convertirse en protagonista cuando tuvo que hacerlo. Nakajima y Ueda fueron los jugadores que más se mostraron en el sector ofensivo.

Y cuando todo parecía estar listo para la conclusión de la primera parte, apareció el volante Erick Pulgar, quien ganó por arriba y puso a los dirigidos por Reinaldo Rueda a ganar a falta de cinco minutos para el descanso. El chileno le ganó a Ueda y a Nakayama, aprovechó la buena ejecución del tiro de esquina y le dio tranquilidad al bicampeón.

La segunda parte arrancó con una dinámica parecida a la del primer tiempo, con Chile intentando arriba y presionando a Japón, sin embargo, también daba espacios en la zaga y esto le permitía a los dirigidos por Moriyasu atacar con más comodidad, logrando poner nuevamente en peligro el área de la ‘Roja’ y haciendo figura a Arias.

Entonces, como si se repitiera la historia del primer tiempo, en un momento de incertidumbre apareció Eduardo Vargas, otro experimentado y quien con un remate desde fuera del área que golpeó en Tomiyasu, puso el segundo tanto y el de mayor tranquilidad para los suramericanos, quienes festejaron y se tranquilizaron.

Dicha tranquilidad se evidenció en la cancha y le permitió a los japoneses atacar en repetidas ocasiones, pero en ninguna de ellas concretar el tanto que tuvieron posibilidad de lograr. Y aunque hubo temor por el empate y lo poco que hacía Chile por controlar estos ataques, bastaron un par de minutos para sentenciar las acciones.

En primera instancia fue Alexis Sánchez quien recibió un centro de costado y puso el tercero en la cuenta y el primero suyo; posteriormente fue, de nuevo, Eduardo Vargas, quien aprovechó un mal despeje de cabeza, le ganó en velocidad al arquero y definió por arriba para quedar como goleador del certamen junto a Coutinho.

De esta forma Chile pasó del sufrimiento a la candidatura y le da la primera alegría al colombiano Reinaldo Rueda, quien necesitaba una actuación así en certamen oficial, para respirar mucho más tranquilo.

GUARDAR
REPORTAR ERROR