Copa America Brasil 2019

Las claves de la victoria de Colombia contra Argentina en Copa América

Sacrificio, nuevas posiciones, potencia y ambición, entre las virtudes del equipo de Queiroz.

Selección Colombia

Selección Colombia

Foto: Carlos Ortega

16 de junio 2019 , 12:07 p.m.

Colombia tuvo un estreno soñado en la Copa América de Brasil contra Argentina, más que por el 2-0 final, por la manera como se logró, por los recursos del equipo y la paciencia para desactivar el talento rival y castigar en cuanto fue posible.

Aquí, repasamos las principales virtudes que hicieron del partido en Salvador Bahía un día inolvidable:

1. Estefan sobre Arias marca tendencia: el que juega es el mejor
Es sin duda un triunfo del técnico Queiroz haber usado a quienes mejor lo hicieron en los ensayos previos a la Copa América que aquellos con tenían más trayectoria o roce internacional. Haber confiado en Stefan Medina, a pesar que llegó a última hora y que no estaba entre los 23, por encima de Santiago Arias, tradicional dueño del lateral derecho, es la prueba reina de ese rasgo característico del DT. Tesillo también le ganó el pulso a Borja, por ejemplo. Y ambos respondieron a su confianza con sacrificio, tarea impecable marcando a Di María y Messi –casi nada- y, en el caso del lateral izquierdo, participando en el segundo gol.

2. Nuevas posiciones: un éxito del DT
Muy interesante fue ver a Juan Guillermo Cuadrado en una labor clara de marca, completando la línea de tres volantes de recuperación. Demostró Queiroz que darle un puesto con obligaciones de marca no inhibe su salida al ataque y le da la opción de no recorrer tanto terreno por la banda. Eso y usar a Roger Martínez por fuera para alimentar a Falcao (o Zapata) y darle funciones defensivas tapando la banda izquierda, es otro mérito que se pagó con lujo: un golazo y una razón para obligar al DT a replantearse el ataque.


3. El trabajo de Ospina
Bien dicen los viejos entrenadores: dame un arquero y un goleador y te traigo un título. Y no de ahora, de hace años, eso es lo que representa el arquero David Ospina en Colombia. Salvó dos opciones, una en un cabezazo imposible de Otamendi y otra de Pezzella, sin contar el par de intentos de Paredes y el temible tiro libre que resolvió encajonando la pelota sin dar rebote. Fue por él que no se fue adelante Argentina en su mejor momento y que pudieron aparecer Roger Martínez y Duván Zapata después. La confianza del arco en cero es, más que nunca y como siempre, mérito del buen David.

4. El talento de James, la carta ganadora
Que el talento de James lo resuelve todo cuando las cosas van mal y que eso lo convierte en el hombre que hace diferencia en Colombia, no es ninguna novedad. Pasó muchas veces en eliminatorias en Mundiales –cuando el cuerpo se lo permitió- y, para no hacer excepciones, también lo hizo en el triunfo 2-0 contra Argentina en el debut en Copa América. Fue su talento lo que rompió el hechizo justo cuando mejor jugaba el rival, fue ese cambio de frente impensable que dejó mano a mano a Roger Martínez lo que hizo de un buen juego una victoria.

5. El partido de Barrios
No fue siempre indiscutible porque tuvo que hacer la fila detrás de Carlos ‘Roca’ Sánchez. Pero hoy existe uno solo en tareas de marca que es absolutamente indispensable: Wilmar Barrios. Su sacrificio, su inagotable despliegue físico, su asombrosa inteligencia para predecir los movimientos de los rivales, su calma aturdidora para sacarle a Messi un balón sobre la raya y para animarse después hasta a un remate de media distancia, su fortaleza y potencia en el duelo hombre a hombre, hacen de él un inamovible. Contra Argentina fue el mejor del campo. No tiene que hacer el gol para ser figura... 

6. El equipo por encima del individuo
Puede sonar a frase de cajón pero lo que ganó contra Argentina sin atenuantes no fue un jugador, por más influyente que resultara: ganó el equipo. Esa presión alta durante el inicio del partido en Salvador Bahía, esa trampa que se tejió sobre Messi, esa capacidad que reconocía Queiroz para tener SIEMPRE al menos tres jugadores sobre la pelota, esa convicción para salir del bache en el inicio del segundo tiempo y buscar con valentía la victoria, es un mérito de un grupo convencido de buscar para sí un título que corone un proceso inolvidable.

GUARDAR
REPORTAR ERROR