Selección Colombia

Falcao y James, marcados por las lesiones: cerrarían el año sin jugar

Los capitanes no estuvieron disponibles para Colombia y tampoco brillaron con sus clubes.

Falcao García y James Rodríguez

Los dos capitanes de la Selección esperan brillar y llevar a Colombia muy lejos en Brasil 2019.

Foto: Reuters

18 de noviembre 2019 , 06:42 a.m.

El final del año 2019 traerá recuerdos amargos para dos de las más importantes figuras del fútbol colombiano: James Rodríguez y Falcao García.

Las lesiones serán las culpables de unas fiestas pasadas por la inactividad, por la preocupación, por el ambiente hostil que ambos empiezan a enfrentar por cuenta de sus prolongada ausencias.

James y Falcao comparten un cierre de 2019 que, al menos en la Selección Colombia, de la que son capitanes, referentes y figuras inamovibles, es decepcionante. La última vez que estuvieron disponibles fue en el partido contra Chile, por los cuartos de final de la Copa América de Brsil, cuando el equipo de nacional fue eliminado por penaltis (5-4). Ese día James actuó todo el partido, Falcao fue reemplazado y al final ninguno pudo cambiar la tristeza de la despedida.

A partir de ese momento, Colombia jugó 5 partidos amistosos válidos por la fecha FIFA contra Brasil (2-2), Venezuela (0-0), Chile (0-0), Argelia (derrota 3-0) y Perú (triunfo 1-0), y cerrará el año este martes, contra Ecuador en New Jersey.

¿El gran lunar? Eso que aportan los dos capitanes del equipo: creación y gol. El técnico Carlos Queiroz 'aprovechó' las bajas de sus figuras para encontrar relevos, aunque al final su balance no es alentador. Especialmente en el aporte de su número 10, es cada día más claro que no hay quien llene el saco. Entre los números 9, una vez recuperado Duván Zapata, la situación no parece tan crítica, aunque la autoridad y la experiencia de 'El Tigre' tienen un valor incalculable dentro del grupo.

La situación de James


James intentó volver a la Selección pero no pudo. Y debe ser él mismo quien más lo sufre. Llegó a la concentración del equipo en Miami con la sensación de haber renunciado muchas veces a su país para ganar espacio, confianza, reconocimiento en un Real Madrid que sigue sin abrirle la puerta del todo. Tuvo un par de incidentes muy mal interpretados por la afición y la crítica y aterrizó en territorio norteamericano con ganas del bálsamo que siempre le da su bandera.

Vino entonces el infortunio, un golpe inesperado, un hecho fortuito durante un entrenamiento, que habría terminado en una distensión en el ligamento colateral externo de la rodilla izquierda. Habría, decimos, porque no existe y probablemente no existirá un diagnóstico oficial por decisión del propio jugador. Expertos calculan que, si la lesión es de grado 1 o 2, tendría entre dos y tres semanas de baja.

Pero la gran preocupación es que, de confirmarse esa dolencia, ya hay una antecedente que podría hacer que el zurdo termine el 2019 sin volver a la competencia, tampoco en el Real Madrid.

Ocurrió en noviembre de 2018, cuando el Bayern Múnich reportó de manera oficial una lesión idéntica a la que tendría hoy: "esguince en el ligamento externo de su rodilla izquierda", que en ese momento lo sacó de las canchas por 40 días.

Si la situación avanza de la misma manera, los plazos no le darían a James para volver a competir en este 2019, pues el último partido del Real Madrid será el 22 de diciembre, contra el Athlétic de Bilbao. Si llegar a a tener el alta médica, con seguridad no tendría alta deportiva.

Si la situación sigue así, James terminará el año con un muy pobre balance de cinco goles, cuatro con el Bayern y uno con el Real Madrid.

La situación de Falcao

La situación de Falcao después de junio, cuando terminó su participación con Colombia en la Copa América de Brasil, fue especial: volvía a Mónaco con la incertidumbre de buscar un nuevo destino, pues en el club de El Principado estaba en plan de renovación de la nómina y no tendría interés ni fondos para pagar su alta ficha.

Para los primeros llamados de Queiroz en Colombia seguía sin anunciar su destino y luego, con su llegada al Galatasaray, necesitaba tiempo de adaptación al club y a la exigencia física de alto nivel, pues se perdió la pretemporada cuando las negociaciones se alargaron.

Pero se agotaron las fechas FIFA y apareció un problema físico, otro más a su larga lista, el Primero de octubre pasado en un partido contra PSG por la Champions League: un dolor en el tendón de Aquiles. Él mismo aceptó su responsabilidad al presionar para estar en la cancha y responder a la alta expectativa que generó en su llegada a Turquía, pero se equivocó y ahora el pronóstico de su lesión es reservado, MUY reservado. 

Hoy el balance de su año 2019 es de 52 partidos y 19 goles, pero solo 5 juegos y un tanto con Galatasaray de Turquía. 

Ilusionó con su regreso hace un par de días, se esperaba que estuviera en el cierre de la Champions, de la que su club ya fue eliminado, pero las últimas noticias hablan de un regreso a España para continuar su tratamiento y no dan una fecha de regreso concreta. Versiones de prensa en Colombia ya habían señalado que el año se acabaría sin ver de nuevo a 'El Tigre' en las canchas... Por el rumbo de los acontecimientos, parece que así será...  

GUARDAR
REPORTAR ERROR