Selección Colombia

El inmarcesible sistema táctico de Queiroz: oda a la ausencia ofensiva

Un 4-3-3 que aún no le da luces a la Selección Colombia para imponerse frente a los rivales.

Carlos Queiroz

Queiroz tendrá mucho por mejorar en la Selección Colombia.

Foto: Prensa Federación Colombiana de Fútbol

16 de noviembre 2019 , 09:25 a.m.

Colombia le ganó a Perú por 1-0, pero más allá del resultado a favor de la Tricolor, en este juego volvió a faltar alegría, desparpajo, juego colectivo y emoción en el ataque de Colombia.

Carlos Queiroz confía plenamente en su 4-3-3 y esta vez lo volvió a utilizar. David Ospina; Santiago Arias, Yerry Mina, Davinson Sánchez, William Tesillo; Juan Guillermo Cuadrado, Jefferson Lerma, Yairo Moreno; Luis Muriel, Alfredo Morelos, Luis Díaz, fueron los elegidos para este encuentro.

En este encuentro las novedades en la titular fueron Arias, como lateral derecho; Lerma, como volante central; y Díaz, como extremo por izquierda. Sin embargo, aunque son nombres nuevos, su función fue muy similar a la de los otros nombres que ha utilizado Queiroz allí.

El entrenador de la Selección Colombia ha expresado incesantemente que todos deben defender y así lo hicieron bajo este esquema: todos estaban dispuestos a bajar para no darle espacios a los peruanos, pero poco había para reaccionar en ofensiva.

Con un Cuadrado bien tapado por Renato Tapia y un partido flojo de Yairo Moreno, Colombia perdió cualquier posibilidad de ataque. Las incursiones de Arias nunca fueron bien aprovechadas por el costado derecho, aunque también sabía que su puesto no es fijo si no mantiene la solidez defensiva que tanto pide el entrenador.

Aunque Luis Díaz era el hombre para abrir la cancha, su velocidad no se pudo aprovechar por la fortaleza del rival. Y con dos delanteros de área como Luis Muriel y Alfredo Morelos, no hubo generación de juego que realmente pusiera en aprietos al rival.

A Colombia el 4-3-3 le da una seguridad defensiva que flaquea por momentos, que con los principales no tiene pérdida, pero con los suplentes deja falencias. No obstante, con lo mostrado este viernes, Colombia demuestra que su juego ofensivo es poco, que no hay emoción en el ataque y falta de chispa de un jugador que rompa el esquema ¿Quién se atreverá?

GUARDAR
REPORTAR ERROR