Selección Colombia

Colombia cerró el año con triunfo y corriendo: venció 1-0 a Ecuador

Gran despliegue físico, ganas y en deuda con el juego creativo, la Tricolor fue explosiva y veloz.

Colombia vs Ecuador amistoso

La Selección sigue mejorando aspectos en el proceso de Queiroz.

Foto: Miguel Bautista

20 de noviembre 2019 , 06:40 a.m.

La Selección Colombia cerró su año de competencia con un triunfo 1-0 sobre Ecuador, en partido amistoso que se disputó este martes en New Jersey (Estados Unidos). El solitario de gol de Mateus Uribe fue poco para la entrega, la actitud, y hasta las llegadas de la Tricolor. Muchas ganas, algo más de fútbol, el orden defensivo de costumbre y el sabor del triunfo para pasar la página y pensar en 2020.

El equipo de Carlos Queiroz, como es costumbre, salió al campo del Red Bull Arena a demostrar un gran despliegue físico, a correr para superar a Ecuador en la parte física, y le sumó el toque rápido de balón; claro, esa velocidad y frenetismo a la hora de hilar jugadas también provocaban los errores en la última puntada, pero con todo y eso, los ecuatorianos fueron menos y sufrieron.

Con variantes en la nómina, el seleccionador insistió en las transiciones rápidas por los extremos y con la intensidad en el juego de presión. Y en ese objetivo, los jugadores le cumplen a su entrenador. Sin embargo, el equipo cafetero pecó porque le falta pausa, cabeza fría y alguien más cerebral en la última puntada.

Colombia erró varias posibilidades, y el premio llegó finalizando la primera parte: a los 42, la Selección ganó en un tiro de esquina, Stefan Medina se la dejó a Mateus Uribe, que remató para vencer el desprotegido arco ecuatoriano. Con ese gol bastó para ganar.

Colombia manejó las condiciones del juego a su manera. No se le puede pedir al proceso Queiroz el juego de tenencia, de toque pausado, pero no se le puede negar el oficio, el trabajo sacrificado de extremos y volantes, con inyecciones de talento como las de Uribe.

La Selección, aprovechando que Ecuador, hoy por hoy, es uno de los equipos más débiles del continente, llegó en repetidas ocasiones al arco. Sin embargo no definió, falló una y otra vez y se le vio cortó de imaginación.

Lo importante fue cerrar el año ganando, recuperando confianza y dejando las mismas dudas en generación de juego y definición. El proceso sigue y ahora es tiempo de pasar la raya para ver hasta qué punto se ha acoplado la Selección de Queiroz.

GUARDAR
REPORTAR ERROR