Selección Colombia

La ilusión que alimentan James y Falcao: ¡Es hora de ganar un título!

Los referentes viven un romance a toda prueba con Colombia que merece sellarse con un título.

Falcao

Falcao y James son los dos jugadores insignia de la Selección Colombia.

Foto: Cortesía de la Federación Colombiana de Fútbol

04 de junio 2019 , 06:23 a.m.

Verlos caminar hacia otra Copa América, con un temporada agobiante encima y muchas incertidumbres hacia el futuro, es una ruta de incertidumbre que a cualquiera le agotaría antes de empezar. No a ellos.

James y Falcao atienden el llamado de la Selección Colombia con una motivación que asombra, con las ganas de amateur de hacerse notar, como si tuvieran que demostrar algo.

Aparecieron en la cancha de El Campín por turnos, primero Falcao por 45 minutos y luego James, en los 30 finales. Y después de salir a cada pelota sin guardarse nada, de perder opciones de gol una opción de gol y lamentarlo con el alma, no porque se jugaran nada sino porque se iba una ocasión de hacer feliz a la gente que llegó a alentarlos, no hay duda alguna de que con amor responden a eso que reciben de la gente.


Y encima se someten a las interminables sesiones con la prensa, a las preguntas que unas veces se repiten y otras los hacen sentir fuera de lugar. Pero están siempre dispuestos porque entienden su papel de líderes, porque saben que en su lista de obligaciones está poner la cara cuando viene un desafío del tamaño de la Copa América. Es su papel de líderes.

James no elude los micrófonos y agrega una amplia sonrisa: "Le había pedido al técnico jugar y esos 30 minutos estuvieron bien. Uno aquí siente todo el cariño", dice.

Mira a los ojos para que no queden dudas sobre su salud, su concentración, su prioridad, que es la Selección: "hace ya días que estoy muy bien, yo quería llegar bien acá y sé que voy por buen camino. Ahora estoy tranquilo, solo quiero pensar en la Selección Colombia y ya después veremos. Estoy concentrado en hacerlo bien y ayudar a ganar, solo eso me interesa".

No es su momento de hablar del futuro, excepto que se trate de Brasil, el país que le trae los más dulces recuerdos y que, si todo sale bien, premiará su esfuerzo con un título: "Tenemos el sueño de poder conseguir algo ya, hace mucho estamos trabajando juntos y para nosotros es hora de de ganar algo grande. Son muchos momentos y recuerdos lindos en Brasil, ojalá se nos pueda dar. Es justo, esta selección ha hecho muchas grandes cosas, es nuestro camino", asegura.

Y es la misma actitud de Falcao, más prudente pero no por eso menos firme: "Vamos de a poco, lo importante es que estemos sanos y bien", afirma. Para él también es hora de ganar, pero entendiendo que en el camino les corresponde el papel de guías: "Los que llegan tienen mucha ilusión, una gran capacidad, mucho talento y mentalidad. Nosotros tratamos de hacerles ver la responsabilidad de vestir esta camiseta, que no se la pone cualquiera", afirma.

Saber que la gente lo ovaciona igual cuando le va bien y cuando no, es una realidad que lo emociona pero que también lo compromete: "He estado colaborando y sumando. Para estamos los delanteros. Espero aportar a la Selección en Copa América", afirma.

Esa gentileza de ambos no es una obligación sino un regalo, una prueba de que con amor corresponden a lo que reciben de la gente, de SU gente. A todos les falta coronar este proceso con un título. Ellos lo creen. No hay manera de no seguirlos en ese sueño...

GUARDAR
REPORTAR ERROR