Selección Colombia

¿De qué depende que Colombia sea elegida sede de la Copa América 2020?

El respaldo del Gobierno a la iniciativa es un paso firme, pero Conmebol evaluará otros detalles.

Selección Colombia variantes

La Tricolor buscará consolidar sus líneas en Corea.

Foto: EFE

05 de abril 2019 , 03:38 p.m.

Después de la oficialización de la aspiración colombiana a ser sede de la Copa América 2020, es hora de hacer preguntas: ¿El país ofrece garantías suficientes? ¿Con quién se pelea la sede? ¿Puede pasar que le digan NO a la intención nacional?

Las certezas son pocas. Lo que se sabe es que la elección de la sede de la Copa América 2020 será el próximo martes 9 de abril, en reunión de la Conmebol en Río de Janeiro. Todo lo demás está en duda.

En favor de Colombia juega el respaldo total que ofreció este viernes el Gobierno, en cabeza del propio presidente Iván Duque, a la postulación nacional. Eso garantiza flujo de recursos a la hora de acondicionar los escenarios y la infraestructura de transporte y alojamiento, factores que inclinan la balanza a la hora de la elección.

Además, el prestigio deportivo que ha ganado en los últimos años le permite hablar en otro tono frente a los miembros de Conmebol, lo que quedó claro desde el momento en que el país levantó la mano como candidato, en marzo pasado, durante la última reunión de Paraguay.

El tema es que ese respaldo no fue para una candidatura única de Colombia, sino para una compartida con Argentina y eso cambia las condiciones.

La competencia en los escenarios

Argentina, en este caso, puede ser aliado y competidor, pues puede pasar que Conmebol decida darle la sede a uno de los dos países o a los dos.

Si van juntos existen dificultades obvias de logística, pues el desplazamiento entre ambas sedes toma más de seis horas en avión. Ese detalle agrega la complejidad de decidir un calendario, una sede para cada país participante y, después, saber dónde se jugarían los partidos definitivos (los más taquilleros).

Si Conmebol decidiera evitarse los conflictos y elegir una sola sede, Colombia perdería la competencia en materia de escenarios.

Según informó el diario la Nación, solo en Buenos Aires hay al menos 7 estadios listos para albergar de manera inmediata la competencia. Sin embargo, la idea de la AFA es llevar el torneo a las regiones, donde ofrece los estadios Malvinas Argentina, Mario Kempes, el estadio Bicentenario (San Juan) y el de Santiago del Estero.

¿Qué ofrece hoy Colombia? “Dentro de los estudios se sugieren a Cali, Medellín y Barranquilla. Yo creo que no se puede descartar a Bogotá como a otras ciudades del país. Dentro de Suramérica, si hay un país que puede ofrecer buenos escenarios, ese es Colombia porque tenemos siete u ocho estadios con buenas ciudades. Solo sucede en Brasil”, dijo hace unas semanas Ramón Jesurún, presidente de la FCF.

Son cuatro escenarios de al menos seis que hay que ofrecer, con capacidad superior a los 50.000 espectadores, tal como se le exigió a Estados Unidos para la Copa América Centenario 2016 y como están hoy todas las sedes del próximo torneo de Brasil: el estadio más pequeño es el Fonte Nova, con capacidad para 55.000 personas. La realidad es que hoy solo el estadio Metropolitano de Barranquilla cumple con ese aforo.
 
¿Puede pasar que Colombia pierda la sede?

Es otro asunto sin definición clara. Conmebol puede inclinarse por la infraestructura argentina, acostumbrada a hacer eventos deportivos, artísticos y hasta políticos de gran envergadura. Lo que juega en contra de esa aspiración es la delicada situación económica del país. Un evento que comprometa recursos oficiales en esta coyuntura puede ser muy inconveniente para el gobierno de Mauricio Macri, aunque también es verdad que él es un hombre de fútbol y el país respira por ese deporte. 

En todo caso, al día de hoy el Gobierno argentino no se ha manifestado, y en eso Colombia ya tomó la delantera. Ese respaldo público de este viernes es vital para la Conmebol, que conoce la enorme inversión que requiere una Copa América y entiende que solo los recursos de un Estado serían garantía. 

El país tendría un año para adecuar sus estadios, sus hoteles, sus aeropuertos y ofrecer canchas de entrenamiento y garantías de seguridad y logística para los equipos participantes. Si este 9 de abril hay luz verde en Río de Janeiro, tendrá tiempo para ponerse manos a la obra y cumplir las condiciones.

El balón ahora está en la cancha de la Conmebol...

GUARDAR
REPORTAR ERROR

TEMAS RELACIONADOS