Selecciones Nacionales

Veinte años de seguimiento: el secreto de Bélgica en el Mundial

Estrellas como Hazard y De Bruyne fueron detectadas desde divisiones infantiles.

Bélgica

Los belgas le apuntaban a su primera final en un Mundial.

Foto: EFE/ROMAN PILIPEY

20 de julio 2018 , 09:40 a.m.

Para muchos fue la selección que mejor juego mostró durante el Mundial de Rusia 2018. Bélgica logró su mejor actuación en su historia al terminar en el tercer puesto de la Copa del Mundo.

Su esquema táctico, poderío goleador, al ser equipo con más anotaciones del certamen (16), y la sincronía de sus talentosos jugadores, no fueron producto del azar. El trabajo y estudio de 20 años tuvo su resultado en el brillante nivel de la selección belga.

El proyecto llamado ‘Foot Elite’, liderado por Michael Sablon, asistente técnico de Bélgica en los Mundiales de 1986, 1990 y 1994, tuvo como objetivo la formación de futbolistas desde las divisiones inferiores.

Con la proyección que en 20 años se obtuviera resultados, la Real Federación Belga de fútbol empezó a auditar todas las academias de balompié que había en su país por medio de la empresa ‘Double Pass’.

A la vez que se realizó este primer diagnóstico, Sablon, con el apoyo de cinco universidades (Lovaina, Charleroi, Gante, Louvain la Neuve y Lieja), empezaron a estudiar cuál era la mejor forma de juego para el seleccionado con base al monitoreo de la cantidad y distancia de pases y medición del ritmo cardiaco de los jugadores belgas a temprana edad.

Luego de 1.500 horas de partidos analizados, se determinó que el sistema de juego que se debía utilizar era 4-3-3. A partir de ese momento, todas las categorías juveniles de los ‘Diablos Rojos’ empezaron a jugar con este dibujo táctico.

Ahí no paró el trabajo

A lo largo del territorio belga, de más de 12 millones de habitantes, se construyeron ocho centros formativos que incluían planes integrales deportivos y educativos para niños entre 15 y 19 años, en los que solo los elegidos por los scoutings podían acceder.

El proyecto ‘Foot Elite’ tuvo resultados a corto plazo como lo fueron Eden Hazard y Jan Vertoghen, quienes ficharon a la corta edad de 14 y 16 años al Lille y Ajax, respectivamente.

Los nombres de otros juveniles como Thibaut Cuortois, Dries Mertens, Kevin de Bruyne, Axel Witsel y Simon Mignolet, entre otros, empezaron a estar en boca de la prensa Belga.

¿El resultado a largo plazo? El histórico tercer lugar del Mundial de Rusia 2018 es la muestra del éxito del ambicioso proyecto del fútbol Belga. ¡A tomar nota! Este ejemplo refleja que los resultados en el balompié son productos de las causalidades y no de las casualidades.

GUARDAR
REPORTAR ERROR