Selecciones Nacionales

¡Una aplanadora en París! Los campeones del mundo no tuvieron piedad 

El equipo francés logró una victoria por goleada sin su máxima estrella, Kylian Mbappé.

Kingsley Coman

El equipo galo ganó de manera holgada su encuentro ante Albania.

Foto: Twitter: @equipedefrance

07 de septiembre 2019 , 05:07 p.m.

Francia apenas recordó la ausencia de su gran estrella, Kylian Mbappé, en un plácido partido frente a una inofensiva Albania 4-1, en el que los focos fueron para un secundario habitual que sigue esperando que llegue su hora, Kingsley Coman.

La noche no empezó con buenos augurios para los albaneses, que escucharon como sonaba otro himno nacional (al final resultó ser el de Andorra) en vez del suyo en los protocolos del encuentro.

El hecho desató una pequeña rebelión por parte del equipo visitante ante el árbitro español Gil Manzano, que tuvo que retrasar el comienzo del partido siete minutos para dar tiempo a que por la megafonía del Estadio de Francia sonase el himno correcto. Finalmente, el partido inició.

Dentro del campo, Francia no tuvo dificultades para dominar el choque desde los primeros minutos. El equipo galo no contaba con Mbappé, y tampoco con sus volantes centrales Kanté y Pogba. Los "Bleus" salieron con la obligación de ganar después de su tropiezo en la última jornada frente a Turquía 0-2, lo que, sumado a la victoria previa de Islandia contra Moldavia, alejaba a Francia del primer puesto del grupo H.  

A los ocho minutos, un gran balón en profundidad del madridista Raphael Varane permitió a Kingsley Coman ganar en velocidad y definir muy bien engañando a Strakosha, arquero de Albania.

En el segundo tiempo, sobre el minuto 68, Coman coronó su partido con un segundo gol tras controlar un pase de Antoine Griezmann dentro del área y darse la vuelta con habilidad para enviarla al fondo de la red. 

El último gol fue obra del extremo del Lille Ikoné, que debutaba con la selección francesa, quien hizo el cuarto de su equipo tras una pared con Fekir. Ni siquiera el gol de descuento del albanés Cikalleshi, de penalti cuando ya se había cumplido el tiempo reglamentario, empañó una noche tranquila y festiva para Francia.

GUARDAR
REPORTAR ERROR

TEMAS RELACIONADOS